Verstappen hizo historia en la Fórmula 1
Jean Todt entregándole el trofeo a Max Verstappen | Foto: Fórmula 1

El piloto de Red Bull comenzó el año con la firme convicción de ser el campeón del mundo, más aún cuando tenía un auto capaz de dárselo. También, con un compañero de equipo como Sergio Pérez, le dio la seguridad necesaria para enfocarse en ganar carreras y conseguir la mayor cantidad de puntos posibles. En la apertura del campeonato, en el Gran Premio de Bahrein, Max Verstappen corrió durante toda la competencia a Lewis Hamilton, pero la astucia del británico le permitió quedarse con el triunfo por sobre el holandés.

En el Gran Premio de Emilia Romagna, el hombre de Red Bull dio una clase de manejo y, con una soberbia largada se quedó con la victoria sin atenuantes. En Portugal, fue una paliza de Hamilton, que no le dio opciones a Verstappen que, de todas formas, fue segundo. Ya en el Gran Premio de España, la estrategia de Mercedes fue impecable: llamo a Hamilton a boxes en dos ocasiones y le arrebató la victoria en las últimas vueltas con un ritmo impresionante.

Las calles de Mónaco son un atrapante para cualquier piloto y lograr el triunfo allí es mágico. Verstappen ganó sin atenuantes en una carrera que dominó desde el inicio, mientras que Hamilton se complicó y apenas pudo ser séptimo. En el Gran Premio de Azerbaiyán, fue la primera vez en el año que el holandés no sumó puntos. A cinco vueltas del final, se rompió el neumático trasero izquierdo del neerlandés y se estrelló contra los muros de la recta principal. Tanto él, como Hamilton no sumaron puntos, ya que finalizó 15º.

Tres victorias consecutivas le dieron la confianza necesaria a Verstappen. Llegó el triunfo heroico en Paul Ricard, donde superó a Hamilton cuando restaban dos vueltas para el final. En el Gran Premio de Estiria, Max marcó el rumbo y se quedó con una victoria inobjetable sobre su máximo rival y a la semana próxima, en el mismo escenario, volvió a ganar para escaparse en la cima del campeonato. Hamilton apenas pudo ser cuarto con un problema en su Mercedes, resignando puntos importantes.

La lucha entre ellos dos iba a ser la moneda corriente del año y tuvieron varios encontronazos en pista. El primero de ellos, fue en Silverstone, donde la carrera de Verstappen terminó en apenas tres kilómetros. En la curva de Cospe, Hamilton encaró por adentro para superarlo, pero le tocó el neumático trasero al holandés, que terminó pegándose contra las gomas de contención. Pese a la sanción recibida, Hamilton ganó y descontó puntos importantes. La última carrera antes de las vacaciones fue el caos de Budapest, donde una carambola en la primera curva movió el fichero. Varios coches rotos en la primera vuelta. Hamilton estuvo cerca del triunfo, pero fue tercero y Verstappen, apenas ocupó el 10º puesto.

Después de las vacaciones

Habiendo llegado a las vacaciones de verano, el campeonato tenía a Hamilton puntero con 192 unidades, frente a las 186 de Verstappen. El resto muy lejos y los compañeros de equipo tendrían que hacer la tarea de escuderos para lograr el objetivo de Mercedes y Red Bull respectivamente.

La segunda mitad del año comenzó con el pie derecho para Verstappen, que hilvanó triunfos en la no-carrera de Bélgica, que entregó mitad de puntaje y frente a todo su público en Zandvoort se impuso por paliza ante Hamilton para recuperar el liderato del campeonato. En el Gran Premio de Italia, llegó el segundo encontronazo: Hamilton salió de boxes y Verstappen venía a fondo por la recta principal. En la Variante del Rettifilo ninguno aflojó, los dos intentaron doblar juntos y se montaron uno por encima del otro, quedando los dos fuera de carrera encajados en la cama de leca.

El Gran Premio de Rusia tuvo un final cambiante, donde la lluvia fue el protagonista y Hamilton ganó seguido de Verstappen. La despedida de la Fórmula 1 de suelo europeo fue en Turquía, donde el clima espantoso no permitió que los pilotos dieran lo mejor de si mismo. El segundo puesto de Verstappen le sirvió para volver a liderar el certamen, mientras que Hamilton fue quinto.

Las dos carreras en suelo norteamericano fueron favorables a Red Bull y a Verstappen, que ganó en Austin y en México. En Estados Unidos tuvo que defenderse de los embates de Hamilton, mientras que en el Autódromo Hermanos Rodríguez venció por paliza y, a falta de cuatro carreras para el final, el campeonato comenzaba a teñirse de naranja.

En el Gran Premio de Brasil comenzó la racha de Hamilton. Logró el triunfo en Interlagos, ganó por paliza en Qatar y se llevó la victoria en el callejero de Yeda. En las tres presentaciones, el holandés fue segundo y llegaron a la definición igualados en puntos. 6.410 kilómetros eran historia y todo se definiría en la última del año, en el Gran Premio de Abu Dhabi.

Definición del certamen: Emiratos Árabes Unidos

Allí, el primer golpe lo dio Verstappen, que logró la pole position. Sin embargo, Hamilton largó mejor y lideró la competencia. Con la estrategia planeada por Red Bull no podían hacer nada para evitar torcer el rumbo y parecía un nuevo campeonato del británico. No obstante, el choque de Nicholas Latifi le dio vida a Red Bull. En Mercedes decidieron no parar, mientras que Verstappen lo hizo para soñar con la épica. En la relanzada y, con poco más de cinco kilómetros por recorrer, el holandés hizo la heroica. Lo superó en la curva 5 y se quedó con la victoria; con ello; el primer título en la Fórmula 1.

El campeonato terminó con 395,5 puntos, frente a los 387,5 de Hamilton. La copa de constructores fue para Mercedes con 613,5 ante los 585,5 de Red Bull. Pero el que más importa es el que logró Verstappen que, a sus 24 años, se convierte en el 34º campeón de la Fórmula 1. El holandés bañado de gloria que encontró el título en la vuelta decisiva.

VAVEL Logo