Rosberg arrancó con el pie derecho

Nico Rosberg se quedó con el Gran Premio de Australia. Lo escoltaron su compañero de equipo Lewis Hamilton y Sebastian Vettel. Fernando Alonso destrozó su McLaren luego de un fortísimo impacto.

Rosberg arrancó con el pie derecho
El podio del Gran Premio de Australia. Foto: Fórmula 1

Nico Rosberg continuó de igual manera que como terminó el pasado año y se quedó con el Gran Premio de Australia, luego de aprovechar una gran estrategia y unas desinteligencias de Ferrari. Lewis Hamilton terminó segundo y Sebastian Vettel, que lideró gran parte de la carrera, finalizó tercero.

Los Mercedes no largaron bien y los de Maranello aprovecharon para vulnerarlos y quedarse primeros con Sebastian Vettel y segundo con Kimi Raikkonen. Rosberg quedó tercero y Lewis Hamilton navegaba por la sexta colocación enredado con Max Verstappen.

El inicio no tuvo demasiado sobresalto y el alemán de Mercedes asediaba a la Ferrari del finés pero sin mucho éxito. La primer complicación de la carrera fue en la vuelta 18 cuando hubo un accidente entre el McLaren de Fernando Alonso y el Haas de Esteban Gutiérrez. El monoplaza del español quedó destruido y con mucha suciedad en la pista, los Comisarios Deportivos detuvieron la carrera para limpiar la curva 3.

En la reanudación, varios pilotos, entre ellos los Mercedes, salieron con el neumático medio con la idea de no parar más, mientras que los Ferrari fueron con el Superblando con el afán de escaparse en la pista. Lamentablemente Vettel no pudo y debió entrar a cambiar el caucho.

Kimi Raikkonen debió abandonar luego de que fallara el turbo-compresor del monoplaza. Una mala jornada para Kimi que declaró: "Dejando de lado lo que pasó en la clasificación, sabíamos que no íbamos a estar muy lejos de Mercedes en carrera, porque los domingos somos mucho más fuertes. Tenemos velocidad, pero también hay que terminar la carrera".

Ya sobre el final de la carrera había dos duelos interesantísmos: La primera fue la pelea por el segundo puesto entre Hamilton y Vettel, donde prevaleció el británico luego que el alemán se pasara de largo en la última curva. El otro fue el de los Toro Rosso peleando entre ellos y los demás competidores con un Verstappen bastante enojado con su equipo. Tan rápido venía el holandés que terminó tocándose con Carlos Sainz. Ambos pilotos no sufrieron demasiados inconvenientes.

Haas se llevó sus primeros puntos en el debut luego que Romain Grosjean culminara sexto luego de haber largado en la 19º posición. Aprovecho muy bien la bandera roja y con los neumáticos medios, hizo una buena gestión con la goma y llegó al final sin mayores complicaciones. "Esto es como una victoria, es como haber ganado para nosotros", dijo Grosjean a Haas por la radio de comunicación.

La próxima carrera será el 3 de abril en el Circuito Internacional de Sakhir, en Bahrein.

Resultados de la carrera