Cuando un error complica todo

Ferrari tenía una gran posibilidad de reencontrarse con el triunfo luego del Gran Premio de Singapur del año pasado, pero un error complicó todo. A pesar del contratiempo, el equipo italiano logró cosechar buenos puntos.

Cuando un error complica todo
Vettel y Raikkonen hablando del toque. Foto: Fórmula 1

Ferrari perdió una gran chance de ganar el Gran Premio de China porque sus autos partían tercero y cuarto, Lews Hamiltón largaba último y Nico Rosberg tenía una gama más dura del neumático pero en la largada, los pilotos de la marca italiana se equivocaron: Kimi Raikkonen se pasó en la curva uno y Sebastian Vettel le dejó pista a Daniil Kvyat. El resultado fue el toque entre las Ferrari.

El toque de Vettel y Raikkonen | Foto: Fórmula 1
El toque de Vettel y Raikkonen | Foto: Fórmula 1

El piloto finlandés tuvo que entrar en boxes a reponer la trompa que perdió y el teutón cuando hizo su repostaje debió reemplazar el alerón delantero debido a que había perdido el deflector. En diez segundos cambió el panorama. De aspirar a pelear el triunfo a intentar salvar el fin de semana llevándose la mayor cantidad de puntos posibles.

Vettel está convencido que la culpa la tuvo el ruso del equipo Red Bull y dijo: "Daniil llegó con mucho velocidad a ese espacio y me ha sorprendido mucho, así que he tenido que girar un poco a la izquierda y justo Kimi venía por ahí, y ha habido un contacto".

Finalizada la carrera, los pilotos de la escudería de Maranello se pusieron a hablar a raíz de lo acontecido en la largada y, aparentemente, llegaron a buen puerto. Está claro que Vettel lo hizo sin intención y que al no tener lugar, la colisión fue inevitable.

La palabra de Raikkonen

Sobre la charla con Vettel aclaró: "Obviamente dijo que lo sentía, pero no cambia nada. Estoy seguro de que no trató de hacerlo a propósito. No es lo ideal para mí o para el equipo, pero a veces pasa así".

"He perdido el alerón delantero y tuvimos un pinchazo, así que nos las arreglamos para llegar a boxes y partimos desde allí, pero la carrera ya se había más o menos decidido en ese momento", sentenció.

Cuando se le preguntó si con una carrera limpia pensaba que tenía ritmo pelearle a Rosberg sostuvo: "No es posible saberlo. Esto es lo que ocurrió, es mala suerte. El resultado final es el que es. Al menos conseguimos algunos puntos. Estoy seguro de que en muchos aspectos podría haber sido mejor, pero esto es mejor que nada. No es lo que estábamos buscando, pero es parte de la competición".

La palabra de Vettel

"Mi salida no fue la mejor, cuando llegué a la curva uno Kimi bloqueó un poco, y yo estaba en el interior intentando adelantar. Creo que Daniil estaba intentando hacer lo mismo conmigo. Pero Kimi volvió a aparecer y me quedé en medio", declaró luego de tocar a su compañéro.

Sobre el funcionamiento del auto luego del incidente dijo que no quedó en perfectas condiciones, pero en general anduvo bien, tuvo un buen ritmo de carrera. "Ha sido una carrera muy interesante, ha habido muchos adelantamientos. Mi coche también ha ido genial esta tarde, así que muchas gracias al equipo", finalizó el teutón.

Maurizio Arrivabene hizo su descargo

El máximo responsable de Ferrari reconoció que Sergio Marchionne, presidente de la marca italiana, no está conforme ya que siguien acumulando frustraciones por la ausencia de victorias. Y cuando era posible que uno de sus pilotos se suba a lo más alto del podio, los dos conductores del SF16-H se terminan tocando, da más bronca.

"Hemos tenido mucha mala suerte y por supuesto, es frustrante cuando estas cosas suceden. Pero tenemos que seguir adelante y tarde o temprano, espero que pronto, el primer puesto en el podio vendrá, porque el coche en realidad es bueno, sentenció Arrivabene.

Sobre el incidente dijo que fue un incidente de carrera más, que puede pasar y recalcó que hay que pasar rápido de página. "Kvyat llegó a la curva a alta velocidad, pero Sebastian y Kimi habrían hecho lo mismo en su posición", aclaró y cree que cualquiera de sus pilotos habría hecho lo mismo que el ruso.

Por útimo habló de las evoluciones de Ferrari que sigue apuntando bien alto. "Veo un Ferrari que crece, me gusta eso. Es como un niño que crece y es a veces un poco irritable. Pero el coche está ahí y tenemos que seguir así", finalizó.