Profeta en su tierra

Lewis Hamilton dio cátedra en el Gran Premio de Gran Bretaña y dominó a gusto a lo largo del fin de semana. El británico consiguió la cuarta victoria de su carrera en Silvestone.

Profeta en su tierra
Hamilton festeja hacia su equipo | Foto: Fórmula 1

Lewis Hamilton ganó de punta a punta el Gran Premio de Gran Bretaña. Max Verstappen, sigue confirmando que es un excelente piloto y acabó segundo. Nico Rosberg finalizó tercero y todavía retiene la punta del campeonato.

Hamilton: "Esta carrera nunca es cosa fácil. Las subidas y bajadas hacen de ésta, la mejor carrera del mundo"

Ni siquiera el agua pudo parar a Hamilton. Minutos antes de la largada, un aguacero cambió los planes de los equipos y todos largaron con gomas de lluvia detrás del Safety Car. La pista comenzó a secarse y ni bien el auto de seguridad se fue a los boxes, varios pilotos pusieron neumáticos intermedios de lluvia.

Todos los pilotos habian ingresado a boxes salvo los Mercedes, Sergio Pérez y Verstappen. Cuando ellos se disponían a realizar la detención, Pascal Wehrlein quedó con su Manor MTR05 encajado en una cama de leca y por ende, fue período de Auto de Seguridad Virtual, dándole ventaja a los que no se habían detenido.

Verstappen: "Fue increíble. Tuvimos un gran ritmo y estoy agradecido porque me dieron un gran coche"

En la vanguardia de la prueba Hamilton comenzaba a escaparse mientras Rosberg era constantemente asediado por el joven holandés de Red Bull. Luego de un mínimo error del alemán, Verstappen lo superó y se ubicó segundo.

Sebastian Vettel, que nunca encontró un buen set-up del Ferrari SF-16H no podía avanzar en el medio del pelotón y optó por ser el primero en arriesgarse y puso cauchos slicks. Kimi Raikkonen hizo lo mismo con el afán de intentar remontar colocaciones. La pista al no estar del todo seca, varios pilotos perdían el control de sus monoplazas. Raikkonen, Fernando Alonso, Vettel, Verstappen, Carlos Sainz, entre otros, se pasaron varias veces en el sector inicial dado que era el que más agua presentaba.

Rosberg: "Felicito a Lewis por el gran trabajo que hizo en el fin de semana. Yo no lo podía alcanzar de ninguna manera"

A todo esto, Hamilton seguía inamovible en la punta y ahora era Rosberg quien asediaba a Verstappen pero el ganador del Gran Premio de España, se defendía muy sólido. Tras varios intentos, en el giro 39, Nico pudo superarlo para ser otra vez segundo.

Sobre el final de la prueba, Rosberg tuvo problemas en la caja de cambios y Tony Ross, su ingeniero de pista, le dijo que no utilizara la séptima marcha dado que era la que tenía problemas. A pesar de su contratiempo pudo ser segundo. Finalizada la carrera, una sanción de 10 segundos porque su ingeniero dio más indicaciones de lo reglamentado, lo hizo caer al tercer puesto.

Los Red Bull cerraron una gran jornada y Daniel Ricciardo finalizó cuarto. Raikkonen pudo superar a Checo Pérez para acabar quinto y relegar al mexicano al sexto puesto. Vettel apenas pudo ser noveno para sumar dos unidades al campeonato del mundo.

La próxima fecha será el 24 de julio en el Hungaroring para disputar el Gran Premio de Hungría.

Resultados de la prueba