Un año sin Jules

Hoy se cumple un año de la muerte de Jules Bianchi, tras el terrible accidente sufrido en el Gran Premio de Japón de 2014, nueve meses antes de su deceso.

Un año sin Jules
Bianchi en la presentación del Marussia en 2014 | Foto: Archivo

Aquel domingo 5 de octubre de 2014 comenzaba a escribirse otra página negra en la historia del automovilismo y más precisamente en la Fórmula 1. El protagonista, Jules Bianchi.

Philippe: “He perdido lo más importante que tenía en mi vida y ahora no tengo nada que perder"

Transcurría la vuelta 44 del Gran Premio de Japón cuando el Marussia MR03 conducido por el piloto francés perdió el control del auto debido a la lluvia y a la poca visibilidad y colisionó contra una grúa mal ubicada a la salida de la curva 7. La cabeza de Bianchi se estrelló contra la grúa de rescate y la desplazó aproximadamente un metro. Sufrió una fuerza de 50G en la cabeza.

A la comunicación del equipo Marussia no llegaban señales de Jules y sin lugar a dudas, era un accidente para tomar recaudos importantes. El equipo médico decidió trasladar al galo en ambulancia al Hospital Universitario de Mie, en zonas aledañas a Suzuka. Posteriormente fue transladado a Niza, su ciudad natal, donde nueve meses después falleció.

Philippe: "Quiero que el recuerdo de Jules sea bueno, no puedo aceptar lo que se dijo de él. Fue muy bueno, un buen hombre y un gran amigo. Sus amigos así lo dicen y me cuentan lo especial que era”

Esto fue un golpe durísmo para la historia de la Fórmula 1 ya que fue la primera muerte por consecuencias de un accidente tras el deceso de María de Villota y la primera por un accidente en un Gran Premio desde que Ayrton Senna falleciera en el Gran Premio de San Marino en 1994.

Casi dos años después del accidente, las causas aún no son claras y Philippe Bianchi, padre de Jules, tomó acciones legales contra FIA, FOM y al equipo Marussia, hoy Manor Racing. El padre cree que algo en la organización fracasó, que la grúa no debia estar ahí y que la tragedia se pudo haber evitado.

Luca di Montezemolo, ex presidente de Ferrari, había dicho que el piloto francés sería el reemplazo de Kimi Raikkonen cuando el finlandés decidiera abandonar la escudería de Maranello. Hoy podría haber formado parte de uno de los mejores equipos de la categoría reina de los monoplazas.

Jules Bianchi debutó en la Fórmula 1 en 2013 conduciendo el Marussia donde corrió 34 carreras y su mejor resultado fue un noveno puesto en el Gran Premio de Mónaco de 2014. Anteriormente había sido tester de Ferrari en 2011 y de Force India en 2012. 

Un gran futuro tenía en la máxima categoría del automovilismo mundial hasta que encontró la muerte. A esta altura poco importa saber de quién fue la culpa. Nada traerá a la vida a un gran piloto. Hasta siempre Jules.