All Star Weekend Día 2: Empate entre Este y Oeste
Wall salta por arriba de la mascota de los Wizards y se lleva todos los aplausos. Fue el ganador del concurso de volcadas.

Los sábados del Fin de Semana de las Estrellas son así. Electrizantes, emocionantes y con mucho show. Y este no fue la excepción. Con el básquet como actividad y la caridad como motivo, la NBA brindó un espectáculo alucinante, en el cuál los eventos clásicos de la noche del sábado fueron el principal atractivo.

La noche comenzó con el "Soars Shooting Stars", evento en el cúal compitieron, como en toda la noche, el Este contra el Oeste. Este evento consistió de dos grupos por conferencia, integrados por un jugador de la NBA, una leyenda de esta y una jugadora de la WNBA, que tuvieron el objetivo de encestar al aro desde diferentes puntos de la cancha en un tiempo determinado.

En la primera ronda del Oeste, el equipo de Kevin Durant, Karl Malone y Skylar Diggins realizó un menor tiempo que el equipo de integrado por Stephen Curry, su padre y Becky Hammon con un gran tiro desde mitad de cancha de Kevin Durant. Por parte del Este, el equipo campeón defensor comandado por Chris Bosh y seguido de Dominique Wilkins y Swin Cash venció al de padre e hijo Hardaway y Elena Delle Donne, gracias a una excelsa actuación del jugador de Miami Heat. En la final, el equipo de Bosh supo vencer al de Durant con otro gran tiro del Pivot ex Raptors, y volvió a coronarse campeón.

Terminado el primer evento, era hora del concurso de habilidades, quien tenía como campeón defensor a Damian Lillard. Este presentó nuevo formato, que consistió en dos grupos de dos jugadores por conferencia, que debían encestar, pasar y correr un circuito de obstáculos en el menor tiempo posible.

Por parte del Este, en la primera ronda la pareja de rookies integrada por Michael Carter Williams y Victor Oladipo fue más rápida que la de DeMar DeRozan y Giannis Antetokounmpo. En el Oeste, el campeón defensor junto al rookie de Utah Trey Burke superaron a Goran Dragic y Reggie Jackson. La final fue reñida hasta el final, ya que los rookies del Este lograron un tiempo de 45.3 segundos, pero los del Oeste supieron lograr un tiempo de 45.2 segundos. Así, por una centésima de segundo, el Oeste se llevó la victoria gracias a la velocidad y destreza de Damian Lillard (Campeón dos veces seguidas) y Trey Burke.

Ya metiéndonos en los eventos más lindos de la noche del sábado, 4 jugadores por conferencia se disputaron el trofeo del concurso de triples, que hasta hoy poseía el base titular del Este en el All Star Game, Kyrie Irving.

En la fase clasificatoria del Oeste, Kevin Love comenzó con un puntaje de 16 puntos, seguido de Damian Lillard con uno de 18. Belinelli le arrebató la final al jugador de Portland en el último tiro y sumó 19. Ya en lo último, Curry no superó los 16 puntos. Así, el italiano jugador de los Spurs entraba en la final.

Por el lado del Este, Joe Johnson empezó con un bajo puntaje de 11, lo siguió Aaron Afflalo con un total de 15 puntos, pero Bradley Beal de los Wizards se llevó los aplausos con 21 puntos. Kyrie Irving no pudo pasar al jugador de Washington ya que sólo llegó a 17 triples.

Todo se resolvería en la final entre Marco Belinelli y Bradley Beal. Comenzó el italiano con un total de 19, que Beal debía superar para llevarle el título al Este. Beal empezó flojo, pero en el último carro de tiros metió uno y cada uno de los triples para igualar al tano y llevar esto a un desempate. Allí, el escolta que comparte equipo con Ginobili ni se mosqueó y sentenció un total de 24 puntos, el máximo en toda la competencia. Beal consiguió 18 puntos pero no alcanzó. De esta manera, el Oeste, de la mano de Italia y los Spurs, se llevó el concurso de triples.

Lo mejor para lo último, así suelen decir. En este caso, la afirmación es totalmente correcta. Lo único que quedaba era el concurso de volcadas, con un nuevo formato en el cuál en la primera ronda, a cada equipo se le dio 90 segundos de freestyle para mostrar sus habilidades. Después serían votados por tres leyendas, tales como Julius Erving, Magic Johnson y Dominique Wilkins. Empezó el Este, de la mano de Paul George, John Wall y el campeón defensor Terrence Ross de los Toronto Raptors. Estos se lucieron más que los del Oeste, integrados por una vez más Damian Lillard (Participó en tres de los cuatro eventos), Ben McLemore y Harrison Barnes, y los jueces le dieron la victoria unánime al Este en la primera ronda.

En la segunda ronda, el nuevo formato de evento consistía en tres duelos uno contra uno. El primero fue entre Damian Lillard, quién sorprendió con una volcada de 360 grados con la mano izquierda, y Terrence Ross, quién entró con el trofeo ganado en 2013 proclamándose rey. Este último realizó una volcada en la cual agarró la pelota de la mano del rapero nativo de Toronto Drake, paso esta por entre sus piernas y volcó, luego de dos intentos fallidos. Más allá de las fallas, los jueces le dieron la victoria al campeón defensor por 2 a 1.

Luego, se enfrentaron Harrison Barnes y Paul George. Aunque los dos estuvieron erráticos, supieron montar un lindo show y ahí fue donde Paul George superó al alero de los Warriors con una gran volcada en 360 grados pasando la pelota entre sus piernas.

Una vez más, lo mejor para lo último. Primero, Ben McLemore montó un show a dúo son Shaquille O’Neal, en el cual McLemore se proclamaba rey luego de saltar por encima de Shaq que estaba sentado en un alto sillón. Pero otra vez, no fue suficiente. Todos los gritos, aplausos y elogios se los llevó la volcada que montó el base que mañana estará jugando el All Star Game. Estamos hablando de John Wall. Este tomó la pelota por arriba de la cabeza de la mascota de los Wizards y saltó por encima de él, finalizando de espalda a la canasta con una potencia inigualable. Claramente la mejor volcada de la noche.

Más allá de que una vez más el Este venció al Oeste en volcadas, el voto lo tenía la gente. Y todo estaba cantado. John Wall se quedó con el trofeo del concurso de volcadas y cerró otra gran noche de la NBA.

Así, el Fin de Semana de las Estrellas concluye su segundo día y da paso a lo más importante que tiene todo este show. Mañana desde las 22hs (Argentina), el Juego de las Estrellas verá cara a cara una vez más al Este frente al Oeste.