Paliza con gusto argentino

¿Puede una victoria por ocho puntos ser paliza? Si, puede serlo. Eso ocurrió esta noche cuando San Antonio viajó aChicago para medirse ante los Bulls. Es que los Spursdominaron a lo largo de los primeros tres cuartos y luego enviaron a todos suplentes al campo de juego para el cierre. Esto permitió que los locales maquillen la derrota pero el partido jamás contó con competencia.

Los primeros 12 minutos marcaron la diferencia del encuentro. Los de Texas desplegaron un intenso juego defensivo y efecito en la anotación ante unos de Illinois sin respuesta. Los puntos de los de negro se distribuyeron entre Parker (16), Leonard (10) y Ginóbili (8)Butler aportó dos triples cerca del final para acortar la gran diferencia entre un conjunto y otro. Así los de Popovich cerraron 38-14.

El segundo cuarto fue el momento más parejo de la noche.Chicago desplegó el juego defensivo cerrado por el que realmente se caracteriza y complicó a su rival alejarse más en el marcador. En este pasaje tuvo el protagonismo Belinellique aportó 8 puntos para los del oeste. Pero la inmensa diferencia del primero hizo que los Spurs se vayan al descanso por 61-33. 

Tras el entretiempo el objetivo era claro: mantener la diferencia en el juego. Y a pesar que en esa docena los Bullsganaron en anotación, lo hicieron por cuatro puntos y no se pudieron acercar (33-29).

Como en la NBA las franquicias juegan noche por medio,Popovich decidió en el último período guardar a sus jugadores claves y darle rodaje a aquellos que necesitan mejorar su nivel. Pero no respondieron y acá los Bullsaprovecharon para conseguir un mentiroso marcador. D.J. Augustin aportó 10 puntos de los 30 conseguidos en esta parte final. Los suplentes del oeste solo hicieron catorce y por eso la brecha terminó con una separación de 8 puntos.

Emanuel Ginóbili fue la figura del encuentro con 22 puntos.Tony Parker aportó 20 y 9 asistencias mientras que Kawhi Leonard sumó 16 y consiguió 9 rebotes.

San Antonio con esta victoria mantiene el primer puesto de la Conferencia del Oeste (47-16). Además con el triunfo llega al mejor récord de visitante en la liga (24-8) y consiguió la séptima victoria consecutiva. Ahora los Spurs se medirán ante los Blazers en Porland el miércoles.

Con la derrota Chicago se mantiene cuarto en el oeste ya que tiene 35 victorias y 25 partidos perdidos. Dos caídas menos tiene Toronto, el tercero. Los Bulls tendrán la chance de recuperarse este jueves ante Houston en casa.

VAVEL Logo