¡Estados Unidos pentacampeón!
Foto: FIBA

Estados Unidos cumplió su objetivo. Los norteamericanos vencieron 129-92 a Serbia y se coronaron nuevamente campeones del mundo en España. El Palacio de los Deportes de Madrid observó cómo los jugadores actuaron al nivel NBA en la primera mitad y esto hasta sobró para superar al elenco europeo.

En los primeros minutos Serbia pareció que iba a dar una gran pelea. Con sus internos y una defensa intensa complicó a los norteamericanos para sacar una distancia máxima de 14-7. Sin embargo, pasó el tiempo y Estados Unidos sacó a relucir su verdadero nivel. Una racha de quince puntos sin respuesta, lideradas por los 7 de Irving  y 6 de Harden (combinaron cuatro triples), distanció al equipo vestido de blanco. En el cierre sus compañeros aparecieron para que los dirigidos de Krzyzewski terminen ganando el primer parcial 35-21. El máximo anotador fue el base de Cleveland, con 15.

En el segundo período la historia siguió siendo la misma. Los estadounidenses continuaron encendidos desde larga distancia y casi siempre que lanzaron, anotaron. El juego de los dirigidos de Krzyzewski fue individualista. Quien tomaba la pelota, tiraba y cobraba. En cuanto a los serbios, le intentaron seguir el ritmo pero no tuvieron la efectividad norteamericana. El parcial de 32-20 decretó un 67-41 al descanso.

Tras el entretiempo, la balanza siguió inclinada para el lado estadounidense pero el equipo norteamericano aquí buscó anotar con el juego interno. Harden y Davis fueron los líderes en anotación para el equipo vestido de blanco. En defensa el equipo de Krzyzewski bajó la intensidad y los serbios también cosecharon desde cerca del aro. Sin embargo, fue un parcial de 38-26 que se tradujo en un 105-69 en el marcador.

El último cuarto fue de show para cerrar un gran certamen en Madrid. Fue un show de volcadas y entradas en bandejas con dos equipos a los que poco le importó marcar. Serbia fue el ganador del tramo 25-24 más allá de que los movimientos más atractivos llegaron por los estadounidenses. ¿El partido? Estados Unidos se quedó con el trofeo, su quinto en la historia, tras ganar 129-92. El máximo anotador del juego y MVP fue Kyrie Irving con 26 puntos.

Este triunfo y título norteamericano trae buenas noticias para la Argentina. Estados Unidos con la victoria se clasificó directamente a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, Brasil, 2016. De esta manera, el equipo no jugará el torneo clasificatorio en México 2015 que ofrecerá dos plazas para la máxima cita deportiva. Así no habrá un campeón y clasificado cantado por lo que el duelo continental será por dos boletos a tierras cariocas.

VAVEL Logo