Se guardó para el final
Foto: NBA

Luego de la derrota ante Memphis, Golden State (21-4) volvió a la victoria. Fue ante los Timberwolves donde apretaron el acelerador en el período final. A Minnesota (6-18) se le hace difícil volver a ganar.

El destacado: Klay Thompson lideró a los Warriors hacia el triunfo con 30 puntos, 6 tableros y 2 asistencias. En los lobos, Karl-Anthony Towns convirtió 25 tantos y bajó 18 rebotes.

Golden State tomó la iniciativa en los primeros instantes del juego y rápidamente sacó distancia (4-9). El local respondió enseguida y se pudo poner a ritmo para pasar a liderar la historia por la mínima (16-15). Luego ambos comenzaron a prestarse el marcador, logrando el local una pequeña ventaja (27-24). Sin embargo, los Warriors estuvieron más despiertos y con esa misma diferencia cerraron el primer cuarto 27-30.

En el segundo, Minnesota estuvo más fino a pesar del parcial que fue ajustado (31-30 para los Wolves). Igualó el juego en 34 a los 3’ y trató de tomar el liderazgo del encuentro, pero enfrente tenía a un equipo que estuvo eficaz desde todos los lados de la cancha. Golden State sacó ocho promediando el cuarto (40-48) y mantuvo una distancia controlable hasta que LaVine volvió a empardar el juego, esta vez en 58 faltando 38’’. La visita golpeó en la última y se fue al descanso 58-60.

Minnesota se apoyó en lo realizado en el segundo período y volvió a jugar de la misma manera luego del entretiempo. Del otro lado, la defensa que acostumbra tener Golden State no fue la misma de partidos anteriores durante este cuarto, ya que en el parcial recibió 30 puntos y sólo convirtió 18. Estuvo flojo en el uno contra uno y brindó una débil respuesta ante los rebotes defensivos. Los Wolves aprovecharon este momento y se agrandaron frente al último subcampeón. Tan así que sacaron ventaja de diez y entraron al período final 88-78.

La alegría duro poco en el equipo local, porque Golden State eliminó errores y armó el planteo del último cuarto de atrás para adelante. Reforzó la defensa, que volvió a ser la habitual y abrió el show de bombas en ofensiva de la mano de Thompson que junto con Durant y Curry, volvieron a poner el partido a su favor. La historia se dio vuelta cuando los Warriors quedaron diez arriba (98-108) faltando 3’. Minnesota hizo agua, no soportó la arremetida de su rival y volvió a caer otra vez como local. Los Warriors volvieron al triunfo luego del tropiezo ante Memphis y ganaron 116-108.

Los puntos altos: en el local, Andrew Wiggins y Zach LaVine (25 puntos). En el conjunto de la Bahía, Stephen Curry y Kevin Durant (22).

Próximos

Los Timberwolves jugarán frente a Chicago y Golden State visitará a New Orleans.

Estadísticas

http://www.espn.com/nba/boxscore?gameId=400899800

VAVEL Logo