Agónico triunfo de los Sixers
Foto: NBA

Agónico triunfo de los Sixers

Philadelphia se llevó la victoria en la última jugada gracias al tiro de Covington y se impuso ante Minnesota por 93-91. Joel Embiid se destacó en el local (25 puntos y 8 rebotes).

sebaavitiello
Sebastián Vitiello

En la noche del martes, se enfrentaron dos equipos que vienen flojos en la tabla de posiciones de sus respectivas conferencias. Philadelphia (9-24) consiguió su segunda victoria consecutiva ganándole a los Timberwolves (11-24) que volvieron a caer luego de perder el partido anterior frente a Portland.

El destacado: una gran producción del pivote Joel Embiid, que logró 25 puntos y 8 rebotes para el conjunto local. El que completó más estadísticas de los lobos fue Karl-Anthony Towns, con 23 tantos, 15 tableros y 5 asistencias.

El inicio del partido estuvo a favor de los Sixers, que brindaron buenas transiciones ofensivas lideradas por Staukas, Noel y Embiid para enseguida sacar ventaja (13-6). El trámite del juego puso a Philadelphia por encima de su rival, ya que se despegó por diez (22-12). Minnesota encontró poca conexión para establecer ataques fijos y su planteo fue pobre. La visita cerró el primero en desventaja: 29-16.

Con una diferencia de 13 (31-18), Philadelphia siguió con ofensivas de gran calibre en el segundo cuarto, donde la figura de Embiid se fue agrandando, ya que todos los ataques culminaban en él. Los Wolves todavía no encontraban la comodidad para afianzarse en el partido y poder dar pelea, a pesar que subieron el goleo (26). Sin embargo, la distancia de local fue importante para que Minnesota no se acercara. Sacó 17 (57-40) y entró al descanso largo 57-42.

Philadelphia desaceleró el ritmo de juego y la visita aprovechó para intentar ponerse a tiro en el marcador y amenazar a su rival en el final de partido. Se puso a diez faltando 3’ del tercer período (73-63) y cuando los Sixers quisieron apretar en ataque, reforzó la defensa cerrando espacios. Minnesota se llevó el cuarto (26-22) pero el local seguía liderando el juego (79-68).

La peor producción ofensiva de Philadelphia se vio en los diez minutos finales, su baluarte no apareció como antes y los Sixers no encontraron segundas opciones para desplegar su juego. Se vieron amenazados por los Timberwolves, que con el correr de los minutos fueron acercándose en el marcador hasta quedar a cuatro (84-80). Embiid volvió a ingresar y dejó a su equipo a 9 (88-89); con dos libres de Bjelica, Minnesota quedó a dos (91-88) y Ricky Rubio empató el juego con un triple faltando 1’’ (91-91). En la última bola, Robert Covington le robó el protagonismo a su compañero y con un tiro oportuno al borde de la bocina más una desatención de la defensa, selló el triunfo por 93-91.

Los puntos altos: en los Sixers, Ersan Ilyasova (19 puntos). En los Wolves, Zach LaVine (28).

Próximos

Philadephia enfrentará a Boston mientras que Minnesota jugará ante Washington.

Estadísticas

http://www.espn.com/nba/boxscore?gameId=400899421

VAVEL Logo