El enigma del básquet Xeneize
Una imagen de este año que habla por sí sola. El desacuerdo de los socios con la dirigencia con el accionar en contra de las diferentes disciplinas. Foto: Ligate una Foto

El enigma del básquet Xeneize

El día a día de Boca Juniors en el básquet puede tener sus días contados y es por ello que decidimos realizar un artículo donde reunimos antecedentes, posibilidades e instalamos la imagen del club en base a su posible desafiliación del profesionalismo.

juani-alburquerque
Juani Alburquerque

Boca Juniors. Quizás el equipo más popular del país. Una institución que en el último tiempo ha pasado a tener de prioridad un solo deporte: el fútbol. ¿Qué pasa con los demás deportes? ¿Qué va a ocurrir con el básquet? Que gran misterio. Año a año, el mandamás del club, Daniel Angelici, ratifica su deseo de quitarle la plaza que posee el Xeneize en la Liga Nacional de Básquet.

Hay que ser sinceros. El futuro de Boca en la máxima categoría del básquet peligra demasiado. Cada vez que se lo interroga sobre este tema, el presidente responde con una opinión clara: “Que todos los deportes, a excepción del fútbol, sean amateurs”. ¿Qué propósito tiene esta dirigencia? ¿Qué se esconde detrás de ese hombre que dice llamarse hincha de Boca? ¿Por qué cortarle la pasión a miles de personas que juego a juego están presentes, sufren, cantan, hinchan y aplauden al plantel? No es pura casualidad que en cada partido aparezcan mensajes hacia el Tano refiriéndose a la exclusión de los deportes.

La gente sabe que tiene un antecedente muy reciente: el vóley. Una disciplina en la cual Boca contaba con uno de los mejores equipos en ambas ramas e incluso, las mujeres eran recientes bicampeonas y al no ser bancadas por el club terminaron quedando en las categorías amateur. El mensaje por parte de la dirigencia es claro: “El que no puede autofinanciarse deportivamente, no sigue en las competencias”. El objetivo del amigo de Mauricio Macri es que grupos económicos denominados “sociedades anónimas” se hagan cargo de invertir en los distintos deportes.

Es un mensaje duro sin dudas, pero la puja entre jugadores, hinchas y dirigentes de la Confederación Argentina de Básquet de un lado y de la dirigencia del equipo de la Ribera es cada vez más desgastante y eso hace poner en duda cada vez que culmina una temporada la continuidad. Es un panorama oscuro, más que nada por lo que representa Boca en la LNB, un integrante añejo de este hermoso deporte. Sería una imagen muy mala el hecho de saber que las luces del estadio Luis Conde no se encenderán más, que el repiqueteo y el sonido de las zapatillas de los jugadores no se oirá más, que no habrá más delirio de parte de la hinchada como así también el pique del balón naranja. Nadie quiere eso. Hay que luchar, hacer justicia no por Boca sino por  el básquet, hay que hacerle ver una realidad diferente al máximo responsable de esta posible catástrofe, tiene que ver que el fútbol, ese deporte que está en decadencia, no es el único al que debe ayudar, sino que debe preocuparse por una equidad administrativa en cuanto a todas las disciplinas. Es tratar de devolverle el prestigio nacional e internacional a un club que ha decaído y mucho en su mandato. Señor Angelici, por favor recapacite. 

VAVEL Logo