Olímpico frenó el andar de Bahía Basket
Federico Van Lacke volvió a ser determinante en el equipo de Fernando Duró. Foto: gentileza de la Liga Nacional

Olímpico frenó el andar de Bahía Basket

El equipo bandeño le ganó 80 a 69 al conjunto conducido por Sebastián Ginóbili. Los mejores jugadores del partido fueron Lucio Redivo con 23 puntos y Adrián Boccia con 15 unidades.

AnColombini
Antonella Colombini

El buen momento basquetbolístico de Bahía Basket en la Liga de las Américas se vio opacado por la tremenda actuación de Olímpico de la Banda. El combinado dirigido por Fernando Duró estuvo intratable en el Osvaldo Casanova y obtuvo dos puntos importantes en el contexto de la segunda fase de la Liga Nacional. 

El inicio del partido fue bastante parejo teniendo como principales protagonistas a Justin Williams, por el lado del negro bandeño, y a Juan Pablo Vaulet sacando la cara por el equipo bahiense. Maximiliano Stanic, exjugador de Obras y Ferro, manejó muy bien los hilos de su equipo, siendo criterioso en el traslado del balón y manejando variantes: de hecho, tuvo el tiro de tres puntos como arma alternativa, causando un efecto sorpresa en el planteo defensivo de Sebastián Ginóbili. El conjunto bandeño comenzó a alejarse del marcador, producto de los buenos trabajos de Diego Guaita y un participativo y siempre rendidor Adrián Boccia. El ex Lanús fue vital a la hora de rotar el balón.

El tiro de larga distancia fue la clave y lo que le permitió al Negro Bandeño marcar diferencias en la ofensiva, pero en la faz defensiva tuvo que lidiar con el potente Anthony Johnson. El americano finalizó el encuentro con 18 puntos y 10 rebotes, erigiéndose como la doble figura del encuentro. Siguiendo ese hilo, también fue fundamental del ascendente Lucio Redivo quien marcó 23 puntos.

En lo que respecta a tiros de campo, Olímpico estuvo certero, obteniendo un increíble 53%, mientras que Bahía Basket no estuvo en su noche, ya que obtuvo 38%. Sin embargo, y focalizándonos en el análisis estadístico, el plantel santiagueño tuvo un 56% en contraste con el 45% de los dirigidos por Sepo Ginóbili.

En otras palabras, Fernando Duró se quedó con una imagen positiva no solamente en cuestiones meramente vinculadas con los números, sino también en cuanto a rodaje de juego. En lineas generales, fue un partido atrayente ya que estuvo signado por el dinamismo y las ofensivas bien trabajadas de ambos conjuntos. Es decir, fue, en términos figurativos, el choque de las fuerza joven con la experimentada. El resultado final fue un encuentro vivaz y con muchas perlitas (dignas de la actualidad de la Liga Nacional de básquet).

VAVEL Logo