Warriors, el rival inalcanzable
La lesión de Leonard preocupa a todo San Antonio.

San Antonio ayer a la noche perdió el primer partido de la final de la Conferencia Oeste frente a Golden State, con el ingreso del argentino Manu Ginóbili desde el banco de suplentes,  113 a 111. El próximo cotejo de la serie se jugará el martes a las 22:00 horas nuevamente en el Oracle Arena.

El bahiense Ginóbili, jugó 26 minutos, logrando anotar 17 puntos, 1 rebote y 1 asistencia. Por otro lado, la figura de la noche fue el base Stephen Curry por parte de Golden State, anotando 40 puntos, 3 asistencias y 7 rebotes. Otro de gran trabajo fue el alero Kevin Durant, metiendo 34 tantos. A su vez, por parte de San Antonio tuvo una actuación destacada LaMarcus Aldridge, aportando 28 unidades, 8 rebotes y 3 asistencias para darle vida a los suyos durante el partido.

El encuentro comenzó siendo liderado por San Antonio quien impuso su idea de juego, de esta forma fue 30 a 16 el primer cuarto. En el segundo período, el partido siguió siendo de los Spurs con un Aldridge iluminado, que venía de anotar 11 puntos en el primer cuarto, también contó con la compañía de Kawhi Leonard, anotando 26 puntos en todo el partido aunque no pudo seguir y tuvo que salir lesionado debido a un esguince en el tobillo izquierdo que lo viene marginando. Debido a todo esto, San Antonio terminó ganando en el marcador por 62 a 42 tras el segundo cuarto.

Tras el descanso, el partido cambio de dueño rotundamente y paso a estar en manos de los Warriors que le pusieron intensidad a su juego para lograr ahogarlo a San Antonio, quienes sin Leonard se desdibujaron y no supieron como reemplazarlo, de esta manera sacaron una diferencia en el marcador de nueve puntos a favor de los Spurs, por 90 a 81. Pero en el último cuarto, Golden State terminó de liquidar el partido y los texanos después del primer tiempo se vinieron abajo, de esta manera el resultado final fue 113 a 111.

VAVEL Logo