Triple-doble de Rozier en el paseo deCeltics a los Knicks
Terry Rozier imparable en la noche de Boston. Imagen: @celtics

La ausencia de Kyrie Irving no se sintió anoche en Boston, Irving que fue baja por una lesión en el muslo de su pierna derecha, fue muy bien sustituido por Terry Rozier quien cubrió su ausencia, con una actuación determinante, firmando el primer triple-doble de su carrera en su primer partido como titular.

En un encuentro en que se enfrentaban diferentes realidades, donde los Boston un equipo consolidado, primero en su Conferencia, con uno de los mejores planteos defensivos de la NBA y basados en la seguridad de su juego, podían ser determinantes luego en el cristal rival. Por el otro lado estaban los Knicks, que aunque venían entonados por una buena actuación en el clásico de su ciudad, son un equipo en evolución, que depende mucho de Porzingis y Kanter, y ayer en Boston el gigante letón estuvo apagado, preferentemente en la defensa donde entraron los Celtics a la zona pintada, especialmente en la segunda mitad casi sin oposición.

La primera mitad del encuentro fue muy pareja, aunque prácticamente durante todo el partido los Boston estuvieron arriba en el marcador, los Knicks en esa mitad estuvieron concentrados, evitaron el juego interno de los Celtics y los pusieron a tirar de larga distancia. Fue así que el equipo de los Boston mantuvieron el dominio del juego en base a los triples de Brown y de Terry Rozier y el trabajo defensivo de Al Horford. La primera mitad terminó con el marcador 50-45, con el trabajo de Jayne Brown con 12 puntos, de Terry Rozier con 11 puntos y con 6 rebotes, además del trabajo defensivo y ofensivo de Al Horford con 7 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias. Del lado de los Knicks, Porzingis y Kanter aportaron los puntos que sostenían al equipo de New York en partido.

Desconexión de los Knicks.

Tras sostener una buena estrategia defensiva en la primera mitad, jugándole de igual a igual a los primeros de la Conferencia, los Knicks se apagaron, se durmieron y fueron sometidos en la segunda mitad a una paliza fenómenal. Ante un equipo tan bien trabajado como los Celtics, los neoyorquinos no tuvieron respuestas ni ofensivas ni defensivas para controlar a su rival

Los Celtics que lideraban por cinco a mediados del tercer cuarto, en un minuto y 52 segundos, duplicaron la ventaja con seis puntos consecutivos los pusieron al frente, con una bandeja de  Al Horford tras una asistencia de Rozier, luego Jayson Tatum con otra asistencia de Rozier, para luego dormir el partido el mismo Terry Rozier con una volcada.  Tras ese vendaval de puntos de los Celtics, se cayeron los Knikcs y ya no fue partido.

Los de Boston fueron imparables, basaron el juego en su defensa, donde en cada recuperación del balón, salían despedidos hacia el cristal de los Knikcs, que ya en ese momento jugaban apurados, tomando malas decisiones y fallando mucho bajo el aro.

Con un Terry Rozier imparable con 17 puntos, 11 rebotes y 10 asistencias, un Al Horford que terminó con 14 puntos, 9 tapas y 5 asistencias y la gran actuación de Morris con 21 puntos, 5 rebotes (Morris salió en el tercer tiempo por una falta no sancionada de Michael Beasley, con una contusión en su cadera), Celtics completaron una segunda mitad tremenda, donde le dieron una lección de cómo se debe trabajar en defensa a los Knicks.

VAVEL Logo