Sexto partido consecutivo "Olímpicamente" ganado en casa

El conjunto bandeño venció por 98 a 83 a Boca en el Vicente Rosales y estiró su buena racha de local ante su gente. Rodney Green fue el máximo anotador del Negro, con 19 puntos.

Sexto partido consecutivo "Olímpicamente" ganado en casa
Foto: La Liga Contenido Movistar

El Inicio fue favorable para Boca que picó 5-2 con Lampropulos en la caída del pick and roll y un triple de Boccia. Olímpico mostró variantes para compartir el trámite con juego interior y una bomba de Clemente (10-7 a falta de 4.55"). Con tiros largos y corridas de Lampropulos, los problemas que causaba Boccia en la primera línea se adelantó Boca. Olímpico fue a zona y sacó réditos en un pasaje del juego complicado. Pero un par de buenas acciones de Lucas Pérez le permitieron a la visita cerrar arriba 27 a 21. 

En el segundo cuarto, Olímpico continuó bien en ataque a partir del juego generado por Stanic, empezó ir de menor a mayor. El ingreso de Tintorelli y Giorgi procuró cambiar la tónica junto a la doble base con Machuca. El "griego" siguió dañando con el tiro corto desde el eje y la clásica acción de espaldas al cesto de Boccia. Así Boca se mantuvo al frente 36 a 32 con 5.10" para el final del parcial. Triples de Machuca (2) y Giorgi (1) sirvieron para descomprimir la defensa visitante para pasar al frente por 49 a 43 . 

Tras el ocio amplio, Boca lució más incisivo aprovechando las desatenciones en los cambios defensivos del local. Olímpico, se mantuvo adelante con triple de Clemente. La formación de Olímpico, con Stanic, Green, Giorgi, Clemente y Williams, pareció ser la solución; con Lampropulos como principal vía de ataque en Boca. El local hasta pudo correr la cancha con Green y despegar a 9 tantos de preeminencia (60 a 51 con 5.50"). La sequía de Boca se cortó con triple de Boccia, y las fisuras en defensa fueron disimuladas por buenas acciones en ataque con el tándem Stanic – Machuca – Green. Con quinteto nacional, La ventaja llegó a 10 puntos (70 a 60), pero entre Lampropulos y Gargallo dejaron las cosas con 5 unidades de diferencia para el Negro (70 a 65). 

En el último parcial, Bernanrdini y Gargallo intercambiaron bombas para prolongar la distancia de 5 tantos con 6.30" finales. A partir de entonces la clave estuvo en la defensa y en la doble base para alcanzar los 12 tantos de luz. Con 3.40" por jugarse, Pérez clavó un triple larguísimo para oxígenar a los de Narvarte que la seguían corriendo de atrás.  La distancia se volvió irremontable ante un elenco local que terminó jugando con mucha solidez en su sexta victoria en fila, en condición de local. Finiquit por 98 a 83.