Regatas sacó adelante un partido durísimo

El equipo correntino le ganó 88-84 a Peñarol de Mar del Plata días después de lograr la clasificación al Final Four de La Liga de las Américas 2018.

Regatas sacó adelante un partido durísimo
Regatas sacó adelante un partido durísimo (Foto: LNB).

El inicio del juego presentaba un parcial de 7-1 para "el fantasma". Peñarol, con sendos triples de Slider y Gianella, pasó a ganar 7 a 9 promediando el cuarto. A partir de ahi reinaria la paridad. Slider liderando la ofensiva visitante, y con Martina tomando la posta de Regatas en la pintura. El primer cuarto quedaba 19 a 18 para los correntinos.

Regatas volvió a arrancar mejor el segundo parcial, con un Ramírez Barrios muy activo, dejando el tanteador 24 a 18 al minuto  de juego. Nuevamente los triples de Peñarol hicieron mucho daño, empatando el juego en 28. El encuentro volvió a emparejarse hasta los minutos finales de la primera etapa, donde Peñarol lo cerró mejor con el juvenil Marcos, y así terminar arriba en el marcador por 38 a 43.

Durante el tercer cuarto se intercambiaron los papeles. Peñarol comenzó mejor con Leiva desde la pintura para alejarse 38 a 45 al minuto. De todas formas, Regatas ajustó en defensa, sumado al poder ofensivo de Quinteros y Troutman pasó a ganar 51 a 49. Gianella también hacía lo suyo en el otro costado. Finalizando el cuarto Arengo clavó el un triple prácticamente de aro a aro, cerrando el tercer parcial 65 a 58 para los “remeros”.

Sendos bombazos de Guaita contagiaron a Peñarol para tomar impulso y dejar el marcador 69 a 68. En el tramo mas dificultoso el local se hizo fuerte atrás. Luego sumó con Saiz, tras corregir un lanzamiento, y otro de Martina para tomar la máxima de 8 puntos, (79-71). Pero Guaita estuvo intratable y con un triple y el bonus, dejó el marcador 81 a 79 con dos minutos por jugar. Sobre el tramo final el “Fantasma” tuvo calma para controlar la situación, y encontró soluciones nuevamente con Saiz y Martina. Luego fue cuestión de esperar para que Regatas cierre un partido durísimo por 88-84 en su casa.