Final de NBA capítulo 1: Golden State venció a Cleveland en tiempo extra

Tras igualar en 107 al final del tiempo reglamentario los locales se llevaron el primer juego por 124 a 114. Es la cuarta vez seguida que estos equipos se ven las caras en esta instancia.

Final de NBA capítulo 1: Golden State venció a Cleveland en tiempo extra
LeBron se lamenta por el partido que se les escapó. Foto: Getty Images
Golden State Warriors
124 114
Cleveland Cavaliers

Pasan los jugadores y pasan los años pero hay  cosas que se mantienen uniformes en esta NBA, tenemos a los equipos finalistas que pelean en la serie decisiva  por cuarto año seguido, tenemos a Lebron James más vigente que nunca, una bestia del deporte que sostiene un equipo mediocre en base a su capacidad de liderar y demostrar entrega y eficacia en momentos críticos y tenemos a la capacidad e intensidad de Golden como equipo para superar cualquier adversidad o momento de tensión. En base a estos parámetros se jugó la primera final en casa de los californianos.

Final repetida, actores van y vienen, pero los mejores se sostienen, la final fue cabeza a cabeza y hasta nos llevó a un tiempo extra. En el partido se vio lo mejor de Cleveland en defensa, y bajo la pintura, donde salieron victoriosos en la batalla por los rebotes (52-38) gracias al gran trabajo de Kevin Love y Larry Nance Jr. Golden por su parte mantuvo la línea que venía llevando estos Playoffs, sin ser el monstruo de años anteriores pero con indivualidades que pueden torcer la historia en cualquier momento supo tener en la ofensiva de Curry (29 puntos) y la defensa de Green sus pilares. Partido parejo, lo que esperamos si conocemos la historia de ambos aunque contraindicado por sus presentes.

Lebron James espectacular

Lebron James, punto y aparte para el dios de Cleveland, la NBA, y el deporte actual que brindo un pedazo de exhibición, autor de 51 puntos, máxima marca de su carrera en Playoffs. James se mostró intratable, inapelable en los contraataques, feroz en defensa, la figura histórica del Rey se agigantó un trecho más en esta primera final. Demostró que puede lograr lo que lo que algunos tildan de imposible, en lo que se considera el mayor reto de su carrera. Cleveland evidentemente no está a la altura de campeonar, pero de la mano de Lebron uno nunca sabe, contra todo pronóstico los encontramos en esta final.

La maquinaria de Kerr

Golden State como equipo raya la excelencia, Green y West intentaron dar caza a Lebron, el resto del equipo se encargó de hacer lo que mejor hace, anotar puntos desde el inicio del partido. Curry se  hizo cargo desde el salto inicial y a pocos minutos de empezar logró un triple desde 7 metros que hizo explotar el Oakland Arena, y así siguió durante toda la noche. Thompson (24 puntos) y Durant (26 puntos) fueron alternando tiros y puntos sin descanso para acompañar a Stephen.

El error de Jr. Smith

El juego tuvo una curiosidad que podría haber cambiado su resultado, a falta de 4,7 segundos para el final y con el partido empatado Cleveland disponía de un tiro libre en manos de George Hill, el ex Utah erró el disparo y el rebote fue agarrado por su compañero Jr Smith, que pensando que su equipo estaba al frente en el marcador salió de la zona pintada dirigiéndose a su campo para mantener la posición del balón y que los segundos corran, cuando se dio cuenta ante los gestos y gritos de Lebron el tiempo ya se había consumido. En la prórroga Golden no perdono, 10 puntos de diferencia  y apertura de la serie 1 a 0 favor.