El básquet mayor sigue haciendo historia

El 84° Campeonato Argentino de Selecciones Mayores se jugó entre el 22 y el 29 de julio en Misiones. En la final se vieron las caras las selecciones de Córdoba y de Entre Rios, quien este último perdió por 90-83.

El básquet mayor sigue haciendo historia
Foto: Pagina Oficial Torneo CABB

Luego de una histórica edición 2017 realizada en Neuquén, el Campeonato Argentino de Selecciones Mayores mudó su mística a la provincia de Misiones. Este año, en su 84ª entrega, el argentino de los campeonatos se realizó entre el 22 y el 29 de julio en dos sedes: Eldorado y Posadas. 
 
El certamen contó con la participación de 12 equipos, divididos en dos grupos de seis. En la primera fase se enfrentaron todos contra todos dentro de cada zona entre los días 22 y el 26 de julio. Las semifinales se jugaron el sábado 28, en tanto que en el día de ayer tuvo lugar la definición del torneo con el partido por el tercer puesto y la final. 

El tercer puesto 

Desilusionados por las sendas derrotas del día de anterior que tuvieron Buenos Aires y Misiones, contra Entre Ríos y Córdoba, que ya se habían enfrentados en la fase regular, salieron por última vez a la pista en búsqueda de subirse al podio del Argentino de Mayores, el día sábado 28. De a ratos pareció que jugaron con una marcha menos y, pese al parcial de 6 a 2 en los primeros 4 minutos en los que Buenos Aires facturó una sola conversión, los del norte se despertaron y el primer cuarto culminó 15 - 14 con Misiones al frente. 

Fueron importantes el aporte goleador de Cristian Miguel y la intensidad defensiva de Santiago Barrales dispuesto a no bajar los brazos frente a su marca y a elevarse en busca de rebotes para aprovecharse de una inconexa Selección de Misiones y alejarse por 14 puntos de cara al segundo tiempo. 

En el dueño de casa, el mayor problema fue la poca gravitación de sus armas más poderosas. Cristian Diesel y Enzo Stieztz mostraron entrega en la mayor cantidad de minutos que les tocó jugar por la lesión de Stefano Pierotti, pero su trabajo no fue suficiente para alimentar a Jose Fabio y Franco Benítez. 

El ganador ya estaba claro al inicio de la etapa final, pese al intento de salir a flote por parte de los misioneros. De esta forma los bonaerenses se quedaron el tercer puesto de certamen por 72-54. 

El tercer puesto le sienta bien a un seleccionado que supo reponerse de lesiones en su roster y de dos duros golpes, como lo fueron la derrota ante el mismo rival por el tercer puesto (en la segunda jornada) y la eliminación en semis ante Entre Ríos. 

La Final 84° 

En la final del día de ayer se enfrentaron las selecciones de Córdoba y Entre Ríos, luego que vencieran en semis a los rivales que se litigaron por formar parte del podio. Además, el elenco entrerriano le había ganado a los cordobeses en la fase de grupos y llegaron invicto al último partido.  

Una vez comenzada la finalísima y con pasajes de alto nivel, Córdoba controló el partido de punta a punta y venció a Entre Ríos por 90-83 para quedarse con el título de campeón del 84° Campeonato Argentino de Selecciones Mayores. Emiliano Martina, con 17 puntos más 7 rebotes, Ignacio Fernández, con 11 puntos más 8 asistencias, y Lautaro Rivata, con 10 puntos más 9 rebotes, se destacaron en el ganador. 

Pero una destacada aparición del joven formado en Atenas, Juan Cruz Oberto, que aportó diez unidades le dio la tranquilidad a su equipo que siempre estuvo arriba en el marcador, aprovechando la falta de esa efectividad que identificó a Entre Ríos durante todo el campeonato 2 de 8 en triples. El cuarto finalizó 16-13. 

El segundo cuarto fue similar, el equipo de la docta continuó trabajando duro atrás y tomando buenas decisiones adelante. La poca eficiencia entrerriana no fue exclusivamente cuestión de la rojiverde, sino que en gran porcentaje tuvo que ver la agresividad defensiva cordobesa que no le permitió tomar tiros cómodos desde esa vía. Desde esa faceta construyó su primer tiempo y terminó arriba 40 a 34. 

Al regreso para el tercer parcial, Facundo Mendoza levantó la producción en ataque de los entrerrianos, pero en el otro costado de la cancha no tuvo remedio para el mal que seguía causándoles Rossi. La presión alta fue la nueva variante que probaron los dirigidos por René Richard, la cual incomodó a Córdoba.  

La diferencia al inicio del tramo final de esta historia era de 10 puntos, que luego llegaron a ser 17 (72-55). Córdoba entró en una meseta en ataque, pero festejaba cada pérdida forzada a su contrincante como la victoria misma. Al equipo del noreste del país se le achicaba cada vez más el margen de acción y no pudo completar la remontada heroica. Fue así con una victoria final por 90-83 que Córdoba se quedó con el título. 

Es la 12° vez que los cordobeses, en esta oportunidad dirigidos por Fernando Aguilar, conquistan la copa. Los cordobeses supieron aprovechar la revancha la noche de este domingo en Eldorado, donde rompieron el invicto entrerriano de seis partidos ganados, la cual fue la mejor marca y participación de estos últimos.