El Tricolor quiere la permanencia

Quilmes, último en la Sur y con muchos problemas con el descenso, logró vencer a Boca Juniors por 89 a 85 en el Once Unidos. Los máximos anotadores fueron Walter Baxley para el local y Jonatan Treise en la visita, ambos con 23 unidades. El Indio marplatense respira.

El Tricolor quiere la permanencia
Enzo Ruiz (18 pts) fue fundamental para el Tricolor en los últimos minutos (Imagen: La Liga Contenidos)
Quilmes
89 85
Boca Juniors

El conjunto boquense dirigido por Capelli, con la mente puesta en la clasificación a los Playoffs, quieren obtener la mayor cantidad de puntos para mantenerse en zona media de la Conferencia Sur. Pero las derrota ante Bahía Basket y Peñarol dejaron al Xeneize desprotegido y de capa caída. En el cierre de la gira y antes de volver a Buenos Aires, tenía que enfrentarse a un duro rival como lo es Quilmes. El Cervecero había alcanzado a Argentino de Junín en la lucha por no descender, pero con pérdidas ante Boca en La Bombonerita y frente a Atenas de Córdoba, los comandados por Ramella volvieron a estar comprometidos.

Todos los encuentros que se habían lllevado a cabo entre ambos equipos habían sido para el equipo de la rivera. Sin embargo, el Indio marplatense salió a llevarse el necesario triunfo con un indefendible Walter Baxley (9 pts en cuatro minutos de juego y 23 en total). A puro triple el Auriazul empató el partido y empezó a marcar en zona. Esa defensa zonal no le servió y con un 10 a 0 a favor del Tricolor, Quilmes se puso en ventaja 23 a 15 más por mérito ajeno que propio.

El momento trascendental del match se dio en el segundo segmento: doble falta técnica para Boccia (1 de 7 en tiros internos) y el ex Milrayitas, que venía teniendo un partido muy errático, quedó descalificado por protestar. La ausencia del alero marcó un antes y un después en el Xeneize, encima Luca Vildoza (17 pts) empezó a mostrar sus cualidades y lideró el ataque de los marplatense acompañado de Enzo Ruiz (18 pts). La ventaja mayor de Quilmes fue de 15 puntos pero, per Boca igualmente achicó al marcador desde la línea de tres con Jordan Collins (3/3), Ramírez Barrios (2/3) y Nicolás Ferreyra (2/2). A pesar de haber sufrido la partida de su figura, Boca pudo mantener un nivel correcto y la distancia fue de 48 a 39.

Un triple de Collins y otro de Ferreyra puso a los de Capelli a tres puntos. Los Bosteros apostaron al tiro externo y Quilmes llega facil a convertir abajo del aro con Gallizzi (13 pts). El Tricolor tuvo buenas combinaciones para aumentar el resultado pero nuevamente se durmió y los de La Boca, con un pasaje de 8 a 0quedó a sólo un punto (65 a 64).

El último cuarto fue muy parejo, el base Jonatan Treise (23 pts) fue la bandera para el Xeneize y una de las vías de gol junto al pivote Kevin Hernández (16 pts). El básquet es un deporte muy impredecible y no podes relajarte nunca con el resultado. Es por eso que cuando el match estaba más que peleado, el local puso primera y sacó una distancia de 9 puntos a falta de 2m40s. Pero Quilmes en una avalancha de errores hizo que el conjunto boquense se acerque a un triple de distancia.

El Once Unidos sufrió hasta el final pero se llevó la tan ansiada victoria por 89 a 85. Y además, le sacó diferencia de puntos a Boca en el caso de un desempate entre ellos. ¿Qué más podes pedir Cervecero? Un triunfo clave para el sueño de permanecer en la Liga Nacional.