Después de la tormenta, un cielo púrpura y oro

Los Angeles Lakers de Kobe Bryant sumaron su segundo triunfo consecutivo frente a los Pelicans en carácter de visitante. Sin embargo, es momento de que los de Scott adquieran esta regularidad, y dejar atrás el nefasto mes de enero, más allá de una posibilidad lejana de clasificación.

Después de la tormenta, un cielo púrpura y oro
Foto: twitter Lakers
Los Angeles Lakers
99 96
New Orleans Pelicans

Batacazo angelino. Tras producirse la racha más negativa en la historia de Los Angeles Lakers, la franquicia púrpura y oro acumula su segunda victoria al hilo, luego de diez derrotas. Esta vez fue en condición de visitante frente a New Orleans por 99-96.

El equipo de Byron Scott comenzó el cotejo encendido. La fortaleza del juego estuvo centrada en las acciones de la Mamba Negra y de Jordan Clarkson, quienes mostraron una muy buena conexión, como si supieran lo que el otro está pensando al momento de disputar el balón.

Desde el principio los Pelicans trastabillaron con acciones fallidas, lo que su rival no perdonó y llegó a obtener una ventaja de dos dígitos por varios minutos. Sin embargo, el juego de Los Angeles Lakers no fue perfecto y las falencias en el extremo defensivo hicieron que los Pelicans se escolten por un par de unidades.

Por momentos fueron ambos equipos dinámicos con buenos pasajes, y por otros lo contrario: monótonos y erráticos. De esta manera se retiraron al medio tiempo con el marcador en 59-48, con los angelinos arriba.

El segundo tiempo fue más de lo mismo. Los visitantes seguían conservando el liderazgo con buenas apariciones de Russell, Randle y por supuesto, de Kobe Bryant. Del lado contrincante, Anthony Davis mostró no dar el brazo a torcer, y comandar a su equipo. Anotó 39 puntos y logró 11 rebotes, siendo el máximo anotador de la noche de jueves; empero, no fue lo suficiente para que los suyos sumen una victoria. Incluso a segundos del final existió la posibilidad de un tiempo extra, cuando el balón estaba en manos de Holiday, quien aventuró un triple… que falló. Sin más, la chicharra sonó y sentenció.

Kobe fue el segundo anotador con 27 puntos y 12 rebotes (segundo doble-doble de la temporada); seguido por Clarkson con 18 unidades, 5 rebotes y 2 asistencias. En total, Los Angeles Lakers sumaron 99 tantos, 48 rebotes y 14 asistencias.  

Por supuesto que la NBA se torna mejor cuando los Lakers juegan esta clase de partidos; una temporada de lo más competitiva hace que sea aún más interesante el espectáculo deportivo.