Masacre en Texas

San Antonio apabulló a su archirrival Dallas a domicilio por 116-90 y se aseguró ganar la serie en temporada regular. El equipo de Popovich fue letal en la primera mitad al conseguir un parcial de 62-26. Kawhi Leonard fue la figura con 23 puntos.

San Antonio Spurs
116 90
Dallas Mavericks
Masacre en Texas
Foto: Twitter

Así como Tobe Hooper dirigió el emblemático film La Masacre de Texas, este viernes San Antonio le propinó una verdadera historia de terror a Dallas en una nueva edición del clásico texano. Ante su gente, los Mavericks fueron masacrados por unos Spurs que no se sintieron diezmados más allá de las bajas de Duncan y Ginóbili.

Después de cuatro minutos tranquilos (9-8 San Antonio), la pesadilla del dueño de casa se empezó a gestar. El equipo de Rick Carlisle fue constantemente trasladado a trampas defensivas, lideradas por Aldridge y Leonard, que lo llevaron a pérdidas y empezar a hundirse. Como una arena movediza, mientras mayor fue el afán de salir, más cuesta arriba se le hizo la tarea de pisar tierra firme: los dos jugadores ya mencionados desbarataron las ofensivas del dueño de casa y fueron letales de contraataque para una racha de 18-4 (27-12).

Lejos de aflojar, a medida que fue pasando el tiempo, Dallas tembló más y más ante los embates de su enemigo. Sin los principales asustadores, apareció el pequeño gigante australiano Patty Mills que lideró una serie de tiros de media y larga distancia. Del otro lado de la cancha, ante una clara señal de impotencia, Zaza Pachulia atinó a combatir a los monstruos que invadieron el American Airlines Center. Su decisión no fue acertada: cometió muchos errores, perdió la cabeza y protagonizó una serie de faltas agresivas que fueron difíciles de controlar por los jueces. Como era de esperarse, fue expulsado por dos flagrantes en el comienzo del tercer cuarto cuando su equipo ya había transitado otro duro parcial (35-14 para ir al descanso 62-26) y caía 71-38.

Más allá que el local reaccionó por momentos, San Antonio supo rotar de manera eficiente durante el restante tiempo para no darle la chance de pelear mano a mano a su rival. Así se impuso por 116-90.

Con este triunfo, San Antonio llegó a un récord de 42-8 y se ubica segundo en la conferencia del oeste a falta de 32 juegos para terminar la fase regular. Además se quedó con el tercer juego de la serie ante su archirrival para liderar 3-0 con un duelo restante. Kawhi Leonard fue la figura de la noche con 23 puntos, mientras que LaMarcus Aldridge sumó un doble-doble producto de 14 unidades y 10 rebotes -3 ofensivos-. También anotó en doble dígito Patty Mills (16).

Por el otro lado, en Dallas (28-25 y 6° en el oeste) no podrán dormir sabiendo que el monstruo volverá a visitarlo el miércoles 13 de abril.