Remontada y racha

Los Clippers superaron un déficit de 19 puntos para vencer a Philadelphia en suplementario por 98-92. Chris Paul fue figura de la noche no solo por sus estadísticas sino por su contagio para la reacción del equipo angelino. Pablo Prigioni no anotó en 13 minutos.

Remontada y racha
Foto: NBA
Philadelphia 76ers
92 98
Los Angeles Clippers

El Juego de las Estrellas de Toronto cada día está un poco más cerca y varios equipos ya piensan en ese último slalom para terminar una temporada para el olvido de la mejor manera posible o encontrar su forma antes de ingresar a Playoffs.

En cuanto a los Clippers, con el cuarto puesto en el oeste (35-37), su aparición en la postemporada ya casi es una realidad y el equipo de Doc Rivers quiere ganar para asegurarse la posición de localía. Este lunes, en Philadelphia, la franquicia de Los Ángeles tuvo que trabajar más de lo esperado pero se impuso en suplementario por 98-92 para sumar así su tercer triunfo al hilo.

El conjunto que dirige Rivers tuvo una pésima primera mitad donde quizá sintió el desgaste del partido del domingo ante Miami y el viaje para jugar ante los Sixers. Todavía sin Blake Griffin, el equipo del oeste sufrió a un fuerte Jahlil Okafor, que supo explotar la pintura ante las flaquezas en el marcaje rival. A partir del rookie, que mostró una vez más condimentos para ser estrella, y la falta de precisión de los vestidos de negro, Philadelphia logró tener una distancia máxima de 19, pero un Chris Paul activo despertó a su conjunto a partir de entrega para penetrar, sacar faltas y sumar desde la línea. Luego el base dio pases para que el margen sea de 10 para ir al descanso (59-49).

Ese despertar del base líder de la franquicia angelina llevó el juego a un territorio totalmente diferente en la segunda mitad. La visita ajustó la marca, fue mucho más físico, manejó los tiempos y estuvo en todos los detalles necesarios para acercarse a su rival.  A la hora de los lanzamientos, J.J. Redick y Jamal Crawford fueron letales desde el perímetro mientras que DeAndre Jordan explotó la pintura. Con tanto empuje, un parcial de 23-15 en el último cuarto y un bombazo de Redick a 10 segundos del final llevó el juego a suplementario (empate en 88).

Motivado por la remontada, los Clippers le tiraron todo el repertorio a los Sixers en el suplementario. Una racha de 8-0 en los primeros dos minutos fueron más que suficientes para que luego los dirigidos por Doc Rivers sean intensos en defensa, controlen al rival y se hagan con el triunfo por 98-92.

Dado que fue quien llevó a la reacción de la visita, Chris Paul fue la figura de la noche con 19 puntos, 7 asistencias y 6 rebotes. Sin embargo, J.J. Redick y Jamal Crawford fueron los máximos anotadores con 23 unidades cada uno. En tanto, DeAndre Jordan sumó un doble-doble (12 puntos y 21 rebotes). Por otro lado, a raíz de la lesión de Austin Rivers, el argentino Pablo Prigioni estuvo 13 minutos en cancha donde no anotó, dio 4 asistencias y se quedó con 2 rebotes defensivos.

Con un nuevo triunfo en el bolsillo, los Clippers volverán a viajar ya que este miércoles enfrentarán a Boston en el TD Garden.