En la sombra de los Spurs

El equipo texano se adjudicó una nueva victoria tras vencer a Miami Heat en carácter visitante. De esta manera, los de San Antonio confirman ser los mejores, después de los Warriors.

En la sombra de los Spurs
Foto: infobae
San Antonio Spurs
119 101
Miami Heat

San Antonio Spurs confirma su óptima posición en la temporada regular de NBA, tras derrotar a los Heat de Miami por 119-101, en calidad de visitante.

Si bien Golden State (47-4) es el actual mejor equipo de la Conferencia Oeste, con Stephen Curry liderando, pero los de Popovich no se quedan atrás, acumulando 44 triunfos y 8 derrotas. El resto son sólo sombras.

El conjunto de San Antonio continúa por la senda positiva, incluso ante la ausencia del argentino Manu Ginóbili, quien estará fuera de las canchas durante un tiempo, tras someterse a una intervención quirúrgica por una lesión pélvica, y de Tim Duncan, quien requiere de descansos por molestias en su rodilla.

Lo cierto es que sólo el primer cuarto del encuentro perteneció a Miami (29-24), quien logró finalizarlo 24-20. Luego la historia fue favorable para los visitantes, que dejaron en evidencia la superioridad, más allá de que el porcentaje de tiro fue mejor para los locales (57%), pero eso no ayudó debido a que fueron más las pérdidas de balón que sufrieron, que San Antonio.

LaMarcus Aldridge y Kawhi Leonard, con 28 y 23 puntos respectivamente, los de San Antonio dieron vuelta el marcador y se apoderaron del extremo defensivo, en la totalidad del partido. Llegaron a obtener una ventaja de 24 tantos, afirmándose como si fueran los dueños del campo de juego. Que de hecho, sí lo fueron.

Whiteside jugó 25 minutos, en los que anotó 14 unidades y 6 rebotes. Pero a raíz de una infracción sobre Boban Marjanovic al momento de disputar un un rebote, los jueces decidieron que no continúe en el campo, y fue así que los Spurs convirtieron 7 puntos, ampliando la ventaja de 87-80 a 94-80 en sólo 16 segundos.

Respecto a lo sucedido Erik Spoelstra comentó: “Eso es algo que trataremos con Hassan. No toleramos ese tipo de juego. Hemos pasado por esto antes con él, pero ha sido un partido decepcionante. No ha sido un partido de baloncesto”. Para ese entonces, el jugador había optado por retirarse a su casa.

Como equipo, San Antonio convirtió 119 puntos y logró 43 rebotes, mientras que fueron 101 tantos y 31 rebotes los obtenidos por Miami.

”Fuimos mejores y no cometimos los mismos errores”, declaró Gregg, el entrenador de los Spurs, al terminar el cotejo.