Con LaVine como MVP, comenzó el Juego de las Estrellas

El Air Center de Canadá fue testigo directo, por primera vez, del inicio del All Star Game 2016, el evento más esperado por los aficionados de no sólo la NBA, sino del deporte en sí mismo. En la noche del viernes, se dio inicio con el enfrentamiento entre el equipo local estadounidense y las jóvenes promesas del resto del mundo.

Con LaVine como MVP, comenzó el Juego de las Estrellas
Foto: thestandart
Resto del Mundo
154 157
Estados Unidos

Por primera vez en la historia, el Juego de las Estrellas se lleva a cabo fuera de territorio estadounidense. La sede elegida para la edición número 65 fue Toronto, Canadá. Pero como siempre en esta fecha, la NBA se viste de fiesta.

El primer encuentro del All Star Weekend lo protagonizaron Estados Unidos y el Resto del Mundo, el cual lo ganó el primero por 157-154; y de esta manera tomó revancha, ya que al evento del año pasado lo perdió.

En un partido que tuvo dos cuartos de veinte minutos cada uno, las promesas del básquetbol se lucieron con triples, volcadas y demás detalles que sólo los habilidosos con el balón pueden hacer. Fue un cotejo de igual a igual, que con sus falencias llevó a cabo como un verdadero espectáculo deportivo.

Tras el encuentro inicial de las festividades Zach LaVine, perteneciente a Minnesota Timberwolves, fue nombrado el jugador más valioso de la competición (MPV) entre los muchos y mejores novatos de la NBA, y los jugadores de segundo año. Fue el máximo anotador con 30 puntos (13/20) y 7 asistencias.

Quien lo siguió en el liderazgo de la Selección de los Estados Unidos, fue la joven promesa de Los Angeles Lakers: Jordan Clarkson. El angelino colaboró con el triunfo al encestar 25 tantos, 5 rebotes y 5 asistencias.

Por el lado de “Resto del Mundo” fueron Kristaps Porziņgis y Emmanuel Mudiay los goleradores, con la misma cantidad que LaVine, 30 unidades. Andrew Wiggins los siguió con 29 tantos. Mario Hezonja estuvo cerca de concretar un un triple-doble con 19 puntos, 10 rebotes y 7 asistencias. Y Raúl Neto con 9 asistencias. El equipo mundial estuvo realmente cerca de que los estadounidenses experimenten la segunda derrota consecutiva en el comienzo del Juego de las Estrellas.

“Esto muestra el crecimiento del básquetbol en Canadá” declaró Wiggins al terminar el partido, haciendo alusión a lo que significa hoy en día este deporte en todo el mundo, y no sólo el foco en Estados Unidos.