El duelo entre argentinos que no fue

Se reanudaba la acción de la NBA, con un partido entre equipos donde juega un argentino por lado, pero sin embargo ninguno pudo estar en cancha: Pablo Prigioni, por una enfermedad viral, en Los Ángeles Clippers, y Emanuel Ginóbili, en San Antonio Spurs, que no pudo recuperarse aún de la operación.

El duelo entre argentinos que no fue
Foto: Bleacher Report

Los Ángeles Clippers (36-18), sin Prigioni por una enfermedad viral, derrotaron 105-86 a San Antonio Spurs (45-9), que no contaron ni con Manu Ginóbili, que se está recuperando de una operación testicular, ni con Kawhi Leonard, que todavía no está recuperado de una lesión en el tobillo.

Los Clippers tuvieron a un Chris Paul intratable en la segunda mitad del encuentro, mientras que los Spurs extrañaron a Kawhi y a Manu, Parker no tuvo la mejor actuación, Duncan tampoco brilló y eso se notó, ya que obtuvieron la peor cantidad de puntos anotados en una primera mitad en la temporada (34). 

Los primeros dos cuartos del juego fueron muy bajos, se los vio bien defensivamente a ambos y, a raíz de esto, muy mal en la ofensiva. El parcial 42-34 reflejó lo sucedido en la primera parte del partido, donde los Clippers sumaron la mayor cantidad de pérdidas, en los primeros dos cuartos, en la temporada, con 13; sumado a esto, Paul solo anotó 2 puntos, aunque tendría una gran segunda mitad, marcando 26 puntos más y llegando al doble-doble, con 12 asistencias. DeAndre Jordan fue clave en defensa, con dos tapones, 17 rebotes y 3 robos, además de 9 puntos; Crawford tuvo una primera parte para el olvido, donde tuvo 6 pérdidas, pero en la parte final arregló todo: sumó 6 asistencias, 2 rebotes y un total de 19 puntos.

El tercer y cuarto período fueron de alto vuelo para los locales, mientras que los Spurs mejoraron considerablemente su rendimiento, pero no pudo controlar nunca a Paul, que hizo lo que quiso. No estuvo fino Aldridge, solo anotó 3 de 12 de campo y nada sobre un intento de triple y capturó solo 3 rebotes; también Tim Duncan estuvo flojo: solo marcó dos puntos, sobre seis intentos, y capturó 6 rebotes.

Lo mejor del equipo se vio en Parker, que obtuvo 14 puntos y 4 asistencias, y en West, que anotó también 14 puntos, sumó 4 asistencias y capturó 4 rebotes. Sin duda, extrañaron a Leonard y Ginóbili, que van a evaluar si llegan a jugar mañana ante Los Ángeles Lakers; en cambio los Clippers jugarán el sábado ante Golden State Warriors y es muy probable que Prigioni esté sentado en el banco.