Anthony Davis, legendario

El pívot de los Pelicans tuvo una noche sobresaliente al anotar 59 puntos y 20 rebotes en la victoria de su equipo ante los Pistons por 111-106. A su vez, Davis rompió dos records para cerrar un partido espectacular.

Anthony Davis, legendario
Davis en su histórico partido / Foto: Éne•bé•a
New Orleans Pelicans
111 106
Detroit Pistons

No todos los días un jugador de básquet puede conseguir un doble-doble, pero cuando se logra, automáticamente este se trasforma en la figura del partido. Sin embargo, lo que hizo Anthony Davis frente a los Pistons traspasa la barrera de lo normal. El joven pívot de los New Orleans Pelicans firmó, nada más y nada menos que ¡59 puntos y 20 rebotes!

Con 43 minutos en cancha, Davis llego a esta utópica cifra al encestar 22/32 en dobles, 2/2 en triples y 9/10 en libres. Estas 59 unidades se convirtieron en la más alta en la historia de la franquicia, superando los 50 de Jamal Mashburn en 2003 ante los Grizzlies.

A su vez, el jugador que recientemente participo del All-Star 2016, también rompió la marca de puntos en el Palace of Auburn Hills de Detroit, impuesta por LeBron James cuando anotó 48 en las finales de la Conferencia Este en el 2007.

El pívot se unió a Shaquille O'Neal y a Chris Webber como los únicos jugadores de la NBA que han logrado 50 puntos y 20 rebotes en un encuentro desde 1983.

Al margen del sublime partido de David, Jrue Holiday aportó 20 puntos en el triunfo de los Pelicans que, a pesar del mismo, se mantienen en el fondo de la Conferencia Oeste con 22 ganados y 33 perdidos. El próximo encuentro para los de Alvin Gentry será en casa frente a los Washington Wizards.

Por su parte, ni los 34 puntos de Reggie Jackson y ni el doble-doble (21 puntos y 14 rebotes) de Andre Drummond alcanzaron para que los Pistons se quedaran con la victoria, que también se encuentran entre los últimos puestos del Este con 27 y 29. En su próximo partido, los de Stan Van Gundy recibirán a los Cleveland Cavaliers.