Noche de fiesta en La Feliz

Quilmes bailó a Lanús y se impuso por 94-68 en Mar del Plata. Luca Vildoza la rompió desde el banco con 32 puntos, mientras que Walter Baxley aportó 22 unidades.

Noche de fiesta en La Feliz
Foto: La Liga Contenidos
Quilmes de Mar del Plata
94 68
Lanús

Si bien la cita entre Quilmes y Lanús fue un lunes por la noche, La Feliz vivió una fiesta mientras que el local bailó al Granate para lograr el triunfo por 94-68. Así el dueño de casa aprovechó su condición para dejar atrás las dos caídas al hilo como visitante.

Después de un primer parcial donde el Grana mostró las armas para llevar adelante un juego parejo de la mano de un efectivo Millsap, que explotó la pintura para un favorable 24-20. Sin embargo, ahí acabó la paridad del juego.

Con un gran trabajo defensivo, el dueño de casa le puso el cerrojo a la anotación de la visita y dar rienda suelta a su fiesta. Quilmes aprovechó las falencias del contrincante para mover rápido la pelota y llegar abajo del aro. En esta labor, aparecieron los dos factores claves del triunfo: Luca Vildoza y Walter Baxley.

El base, que estuvo muy cerca de estar en el equipo argentino que fue subcampeón en el Preolímpico de México (finalmente no pudo participar por lesión), la rompió desde el banco. Con un letal 5-7 desde lejos y 7-10 a la hora de anotar dentro del área, Vildoza combinó 32 puntos para ser el goleador de la noche. Como si su aporte anotador fuese poco, también dio 3 asistencias y se quedó con 6 rebotes. En tanto el foráneo hizo gala de su capacidad para romper el marcaje rival y golpear en la pintura. Con un 8-10 de campo, el estadounidense sumó 22 unidades.

Estos dos referentes marcaron el camino para el equipo de Ramella. Quilmes mostró un inteligente trabajo en el movimiento de la pelota para romper la defensa rival y separarse del mismo con un 66% de efectividad desde cerca (26-39). Este punto sumado al de las pérdidas (6 del local contra 12 de la visita) fueron letales para un triunfo claro marplatense.