Brussino te enGrana y enamora

Con el ex Regatas en un altísimo nivel, anotando 30 puntos y siendo líder y bandera, Peñarol le ganó a Lanús por 100 a 87, en el Polideportivo Islas Malvinas. ¡Bien por el Milrayitas! El Granate no levanta cabeza.

Brussino te enGrana y enamora
Nico manejó los tiempos y fue la figura del partido (Imagen: Ligate una foto)
Peñarol
100 87
Lanús

Si tenemos que hablar de dos equipos que viven realidades diferentes en la Liga Nacional, podemos nombrar a Peñarol de Mar del Plata y Lanús. Aunque el objetivo de cada uno es el mismo, hay muchas diferencias entre el plantel de Sergio Hernández y el de Fabio Demti. El Milrayitas se ubica cuarto con grandes posibilidades de ingresar a los Playoffs y el Granate, penúltimo en la Conferencia Sur y con sólo tres puntos de ventaja del último (Quilmes), está en zona caliente y en la lucha por no descender. 

Con la necesidad de lograr una victoria, Lanús comenzó más iluminado y más metido en partido. Pero rápidamente respondió el dueño de casa con Nicolás Brussino, que ya asomaba a ser la gran figura. Todo el partido fue transcurriendo en referencia a lo que hacía y como estaba el santafesino. Cuando el "Oveja" decidió sacar al escolta nacido en Cañada de Gómez para darle minutos de descanso, a pesar de la buena actuación de Leo Gutiérrez (13 pts) y Roberto Acuña (19 pts), el equipo marplatense bajó el nivel y el Granate aprovechó para atacar la defensa local con Rodney Green (19 pts), Daniel Stewart (14 pts) y Pablo Bertone (19 pts).

Sin embargo, la ventaja de ocho puntos que había logrado Peñarol en el inicio del match y el reingreso de Brussino, alcanzó para que el primer tiempo sea de 51 a 44 a favor del local. 

A la vuelta de la larga pausa, Gutiérrez (capitán y símbolo del Milrayitas) usó su lanzamiento arrollador y con 4/5 en triples aumentó la distancia en el resultado (72-57). Cuando todo parecía liquidado, los comandados por Demti achicaron distancia con tiros externos, mientras que Peñarol dependía del juego del ex Regatas. Cuando las papas empezaron a quemar Nicolás Brussino,  con 30 puntos (5/8 en triples), 5 pases gol y 9 rebotes, tomó la naranja y se hizo cargo del partido. Todo un tiempista.

Finalmente, los de Mar del Plata se quedaron con el triunfo por 100 a 87. Ahora son 20 las victorias y cada vez está mas cómodo en la tabla de posiciones. La otra cara de la moneda es Lanús, que con esta caída sumó seis derrotas consecutivas en condición de visitante y quedó al borde del abismo.