El Santo pisó fuerte en La Boca

A pesar de haber obtenido una gran autoestima luego de ganarle a Gimnasia Indalo, Boca Juniors no pudo contra el duro San Martín de Corrientes y cayó por 88 a 83. El máximo anotador del partido fue Jeremiah Wood con 20 puntos, para la visita.

El Santo pisó fuerte en La Boca
El extranjero marcó un doble-doble: 20 tantos y 15 rebotes. ¡Una máquina! (Imagen: Ligate una foto)
Boca Juniors
83 88
San Martín (C)

Luego del triunfo vital ante Gimnasia de Comodoro Rivadavia, los comandados por Adrián Capelli están más tranquilos y saben que la forma de salir de este irregular pasaje en la Liga es manteniendo el nivel y la entrega. La actitud no se negocia, y a este equipo le sobra. Logró doblegar al puntero de la Sur en su estadio, y para poder seguir por la senda del éxito y tener alguna luz de esperanza para clasificar a los Playoffs, estaba obligado a triunfar ante el difícil San Martín de Corrientes, también en el Luis Conde.

En una Bombonerita repleta de ilusión, el Santo correntino arrancó mejor y muy rápido en ofensiva (7/8 en cancha en los primeros minutos). Los de Capelli probaban con tiros internos,mientras que el Rojinegro apostaba al contragolpe. Dos estilos diferentes de juego se estaban viendo en la noche de Buenos Aires.

Para el dueño de casa, el tirador Ramírez Barrios (9 pts) y el alero Adrían Boccia (14 pts) se hicieron cargo del ataque xeneize en la primera parte. Pero para los dirigidos por Sebastián González, Miguel Gerlero (8 pts)Mariano Fierro (13 pts) y el ex jugador boquense, Larry O'Bannon (18 pts), fueron el tridente más peligroso del Rojo. Con el resultado 41 a 35 a favor de la visita y, aunque que Boca pudo achicar la distancia de ocho tantos, el cotejo siguió de la misma manera.

El tercer cuarto fue más parejo todavía, se corrió la cancha de ida y vuelta y Boca Juniors mejoró su básquet con Juan Manuel Rivero (14 pts), usando su especialidad de los lanzamientos de tres puntos (4/9). Cuando el Xeneize estaba en levantada y había conseguido dar vuelta el resultado, San Martín usó a su interno Wood y volvió a sacar ventaja. El tablero decía 60 a 66 y todo podía pasar en el desenlace del match.

Los de Corrientes controlaron el encuentro, a pesar de que Boca intentó ponerse en partido. Agotando sus últimas cartas, el conjunto de La Boca no pudo con el Rojinegro y nuevamente volvió a perder en su cancha por 88-83. Con esta derrota los conducidos por Capelli no pudieron mantenerse en senda del éxito y perdieron la posibilidad de seguir escalando en la Conferencia Sur. En cambio, el Santo correntino disfruta de un buen momento y lucha en las primeras posiciones de la Conferencia Norte.