Un triunfo para pensar a futuro

En un duelo de necesitados, el conjunto de Capelli fue más que el de Romano y aprovechando la localía se quedó con el triunfo por 71 a 64, en el encuentro correspondiente a la Fase Nacional.

Un triunfo para pensar a futuro
El interno boquense fue el máximo anotador del match con 18 puntos (Imagen: La Liga Contenidos)
Boca Juniors
71 64
Atenas
Boca Juniors: Jonathan Treise 10, Juan Manuel Rivero 6, Adrián Boccia 15, Fabián Ramírez Barrios 16, Kevin Hernández 18, Nicolás Ferreyra 2, Axel Weigand 1, Jordan Collins 2 y Lucas Gargallo 1. DT: Adrián Capelli.
Atenas: Bruno Lábaque 17, Pete Mickeal 12, Luciano González 6, Gabriel Mikulas 6, Diego Lo Grippo 8, Diego Gerbaudo 5, Juan Manuel Torres 6, Darryl Smith 2 y Kevin Thomas 2. DT: Carlos Romano.
MARCADOR: 17-22, 11-12, 20-14 y 23-16.
ÁRBITRO: Diego Rougier y Jorge Chávez

Boca Juniors, séptimo en la Conferencia Sur con 17 conquistas y 23 derrotas, y Atenas de Córdoba, ubicado último en la Conferencia Norte con 17 triunfos y 24 caídas, tienen la obligación de lograr una gran mayoría de puntos para poder alejarse de las posiciones de abajo. Aunque el Griego está un poco más comprometido que el Xeneize, los dos requerían de una victoria. 

El equipo cordobés hizo más ruido en el inicio y fue protagonista de los primeros minutos. Sin embargo, del otro lado estuvo intratable Ramírez Barrios (16 pts), que con 11 de los 17 puntos que hizo Boca en el primer segmento, emparejó el cotejo aunque el parcial fue para Atenas por 22 a 17. Los dirigidos por Carlos Romano tuvieron una buena transición de la naranja con el experimentado Bruno Lábaque (17 pts), que fue importante para comandar la ofensiva visitante.

En el capítulo siguiente la historia volvió a repetirse: el Griego dominó al los de La Boca y estuvo bien parado en defensa. El Xeneize no encontró la salida y con un goleo muy bajo de 12-11, los de la ciudad de Córdoba lograron una ventaja de 6 puntos (34-28).

La presión que tenían ambos equipos de llevarse la conquista se vió reflejada en el tercer período. Muchos nervios, demasiadas faltas y poco juego se veían en el Luis Conde. Pero cuando el partido era para el olvido y muy difícil de disputar, apareció Kevin Hernández, pivote xeneize y figura de la noche con 18 puntos y nueve rebotes, para poner las cosas en su lugar e igualar el marcador en 48 unidades.

Si hay que nombrar tipos que aparecen en los momentos fundamentales, podemos hablar tranquilamente del alero Adrián Boccia (15 pts y ocho rebotes). El ex Peñarol de Mar del Plata se calzó el equipo al hombro y como un guerrero fue al frente sin importar lo que se le interponía en el camino. 

Esto sirvió para que los de la rivera pasen a estar arriba en el resultado y sólo quedó jugar con paciencia e ir armando el camino a la victoria que fue por 71 a 64. Se podría denominar como un triunfo apretado, ¿pero a quién le importa eso?. Fue necesario y clave para el futuro de Boca (18G-23P) si quiere tener chances de ingresar a un posible Playoffs. La otra cara es Atenas (17G-25P) que está en el fondo de la tabla y necesita ganar y esperar resultados ajenos.