Green al rescate

Sin su máxima figura, Golden State sufrió hasta el final de tiempo suplementario para quedarse con la victoria ante Hawks por 109-105. Draymond Green, la figura del encuentro, convirtió el triple decisivo para mantener el récord de 54-5.

Green al rescate
Green con su triple ganador / Foto: NBA
Golden State Warriors
109 105
Atlanta Hawks

Los Golden State Warriors han demostrado que sin la presencia de Stephen Curry en cancha, los partidos son mucho más complicados de lo normal. Esta vez, en un nuevo OT, derrotaron a los Atlanta Hawks por un infartante 109-105. Draymond Green, a menos de 40 segundos por jugarse, encesto un triple pasa poner a su equipo al frente y que, en la última jugada del partido, Klay Thompson firmara un doble para que los de Oakland se queden con una nueva victoria. De esta manera, los vigentes campeones de la NBA llegaron a la soñada cifra de 54 partidos ganados y tan solo cinco perdidos, manteniendo el invicto en el Oracle Arena esta temporada (25-0) y ya acumulan 43 victorias seguidas en dicho estadio.

Sin Curry (merecido descanso, molestias en el tobillo) ni André Iguodala (tendón de la corva), toda la responsabilidad cayó en Thompson, que aportó 26 puntos para ser el goleador del partido. Además, el pívot Andrew Bogut termino con 19 unidades y  Leandro Barbosa y Marreese Speights terminaron con 11 y 10 respectivamente.
A pesar de las buenas actuaciones de los dirigidos por Steve Kerr, la clave de este triunfo estuvo en la defensa, donde Green fue fundamental: con él en cancha, los Hawks solo lograron anotar un 38% de sus lanzamientos; sin él, 77%.

Con el encuentro a favor de los locales por la mínima (104-103), Green recibió el balón en el borde de la línea de tres, y con un alley-oop logro estirar la ventaja a cuatro, luego un doble de Thompson sentenciaría el 109-105 final.

En Atlanta, quinta posición en la Conferencia Este con 33 y 28, se destacaron Paul Millsap con 19 tantos y Dennis Schröder con 17.
el próximo encuentro para los de Mike Budenholzer será en el  Philips Arena ante Los Angeles Lakers, mientras que los Warriors visitaran el Chesapeake Energy Arena para medirse con los Oklahoma City Thunder.