Dura derrota en Concordia

Boca Juniors cayó notablemente ante Estudiantes por 84 a 46 y los dirigidos por Capelli son un mar de dudas. Sigue la mala racha de visitante y de a poco se evapora el objetivo del Playoffs. Golpe de nocaut para el Xeneize.

Dura derrota en Concordia
Con 15 puntos y 3/4 en triples, Slider fue gran partícipe del triunfo entrerriano (Imagen: La Liga Contenidos)
Estudiantes (C)
84 46
Boca Juniors

El Xeneize sabe que la única forma de poder clasificar a los Playoffs de la Liga es ganando. Y luego de conseguir una importante victoria ante Atenas de Córdoba los de Adrián Capelli no pudieron relajarse ya que tuvieron que visitar el Gigante Verde de Concordia para enfrentar a Estudiantes. El conjunto de Hernán Laginestra llegaba muy entonado al match luego de vencer en tiempo suplementario a Quimsa, el último campeón.

Siempre es importante ganar de local, pero si pretendes pelear en las primeras posiciones también hay que hacerlo en condición de visitante. Y eso es lo que le está costando al equipo xeneize. En su cancha se hace fuerte y hace valer la localía, pero cuando le toca viajar no encuentra el rumbo del partido. Tan sólo son cinco las victorias del Auriazul fuera del Luis Conde.

Y en este caso ante Estudiantes no fue la excepción: el Xeneize arrancó perdido y con un bajísimo porcentaje en la ofensiva no encontró el camino en ningún momento del encuentro. Encima el local contó con un Darquavis Tucker imparable, que con 20 puntos se encargó de dominar el ataque de los de Entre Ríos. Un poco de Fernández Rivero (9 pts)Jonatan Slider (15 pts) ayudaron a que la ventaja sea cada vez mayor. En Boca lo mejor era Ramírez Barrios (7 pts), hasta que una durísima falta ante Justiz Ferrer hizo que el jugador boquense tenga que dejar la cancha e irse al vestuario. Peor no podía estar. El conjunto de Capelli la estaba pasando muy mal en Concordia, lo más destacado fue el extranjero Jordan Collins con 14 puntos en la pintura.

Los de La Boca pedían a gritos que el match termine, nada salía y el clima no era el más deseado. El Verde aprovechó las falencias del rival y, logrando el juego que más le gusta, sentenció el marcador. Además, la figura Tucker siguió creciendo y finalmente el resultado fue un arrollador 84 a 46 . Un golpe duro para el Auriazul que no puede mantenerse en la línea del triunfo y cada vez se le escapa más el sueño de jugar un Playoffs.