Noche mágica y angelina

Los ya no tan novatos Lakers de Los Angeles, fueron superiores a Orlando Magic y lo dejaron demostrado desde el inicio hasta el final. Sobre todo a lo último, cuando Clarkson demostró ser el líder de la noche y avasallar a unos resignados visitantes.

Noche mágica y angelina
Foto: Twitter (@Lakers)
Orlando Magic
98 107
Los Angeles Lakers

Los Angeles Lakers volvieron a renovar su serie, al adjudicarse una nueva victoria, la número 13, al derrotar a Orlando Magic por 98-107.

La Mamba Negra estuvo presente en el Staples Center pero desde el banco, ya que el entrenador laker decidió darle un descanso y no sobre cargarlo a poco del final de su carrera en la NBA, al menos como jugador.

El cotejo comenzó con una característica paridad. La primera mitad se trató de amoldarse en el campo de juego, ya que ambos equipos se mostraron erráticos todo el primer cuarto, de hecho desordenados es la palabra que los describe. Fue en el siguiente cuando las riendas las tomaron los pupilos de Byron Scott. Los locales se impusieron en el marcador por unos instantes, con un Hibbert activo en la defensa y con un Jordan Clarkson encendido e imparable, tras convertir el 50% de sus intentos de triple.

Pero poco duró tal liderazgo, ya que los Magic de Orlando aumentaron la intensidad y jugaron con la defensa púrpura y oro, que se mostró débil los últimos minutos antes del descanso largo. Fue cuando los de negro y azul ampliaron la distancia en los dígitos y se retiraron con la ventaja en 51-45. Siendo los líderes del primer tiempo Fournier con 14 puntos, Oladipo con 13, Clarkson con 11 unidades y Randle con 10.

Una vez iniciado la segunda mitad, era más de lo mismo, hasta la mitad del tercer cuarto. En ese momento los angelinos se encendieron y lograron imponerse tras un tiro libre técnico de Clarkson, quien junto con Russell llevaron adelante el ataque de su equipo. Fue así que se apoderaron del último tramo de la noche, cerrándolo 77-84. 

El cuarto final consistió en una noche brillante para los de California. Supieron leer al rival y aumentar una defensa que se la vio poco lúcida al principio. Los jóvenes pisaron fuerte una vez más, y son, sin dudas, la esperanza angelina para cuando Kobe se despida el próximo mes. La figura de la noche fue Russell con 27 tantos, 2 rebotes y 3 asistencias, ubicándose luego Clarkson con 24 puntos, 5 rebotes y 3 asistencias, seguido de Randle con 23 unidades, 11 rebotes y 1 asistencia. Pero la figura de la noche realmente fue el equipo en sí, que mostró saber reaccionar en conjunto y que no está muerto quien pelea, más allá de que lejos esté una clasificación.