El jardín tenebroso

Boston venció 116-96 a Memphis y consiguió su 14° triunfo al hilo como local. El tercero del este tuvo como figura a Isaiah Thomas con 22 puntos y 5 asistencias. Además se lesionó Mario Chalmers en el equipo del oeste.

El jardín tenebroso
Foto: NBA
Boston Celtics
116 96
Memphis Grizzlies

Siempre que se habla de franquicias en la NBA hay dos que resaltan por su historia y tradición ganadora: Boston Celtics y Los Angeles Lakers. Más allá de cual fuere el momento de ambos, siempre es complicado jugar ante estos exponentes en el TD Garden (jardín en español) y Staples Center respectivamente.

Y mientras el segundo se hunde en la conferencia del oeste a la par que la eterna figura de Kobe Bryant dice ‘adiós’, la primera está volviendo al lugar perdido en las últimas temporadas aprovechando ese Edén que tienen los celtas pero que es realmente tenebroso para los visitantes. Este miércoles, en su vuelta a casa, Boston volvió a mostrar su nivel deseado ante su gente mientras venció a Memphis por 116-96 y consiguió su 14° festejo al hilo en esta condición.

El elenco de Brad Stevens tuvo su mejor momento de la noche en el tercer cuarto, período en el cual se impuso 31-12. Allí el dueño de casa contó con un letal Isaiah Thomas, que anotó 16 de sus 22 puntos de la noche en el pasaje. El base que estuvo presente en el All Star dirigió además a una ofensiva que tuvo una buena noche desde lejos (15 bombas en 32 intentos) y que fue más intenso en defensa.

Por el lado visita, además de la derrota tampoco le sonrió la fortuna. En ese letal tercer cuarto mucho tuvo que ver la salida de Mario Chalmers, quien debió abandonar la cancha con dolencias en su pie izquierdo y no pudo volver al juego. El entrenador Dave Joerger no excusó la caída de su equipo en esa lesión, aunque ante un equipo creciente perder al base titular “fue algo que caló profundo en nosotros”. Al ex Heat le harán una resonancia magnética para definir que tan importante es la lesión, mientras se une a un listado de lesionados que tiene a Marc Gasol, Zach Randolph, Micheal Conley y Chris Andersen, básicamente todo el equipo titular.

Así Boston venció para conseguir un récord de 39-26 y estar tercero en el este. En tanto Memphis, con 38-26, la tendrá difícil en un crudo oeste sin sus hombres claves más allá de ubicarse sexto.