Peñarol: clase, temple y actitud

El Milrayitas venció de forma contundente a Obras por 113 a 83, apostando a los triples y dejando perplejo al rival. Otra muestra de carácter y calidad para los dirigidos por Oveja Hernández, que de esta manera se trepa en la zona Sur.

Peñarol: clase, temple y actitud
Nico Brussino, con 17 puntos y cuatro asistencias, fue clave para ganar (Imagen: La Liga Contenidos)
Peñarol
113 83
Obras Basket

Peñarol y Obras Basket son dos históricos de la Liga Nacional que están luchando en las principales posiciones de la Conferencia Sur. Los conducidos por Sergio Hernández dejaron pasar la chance de treparse a la cima del campeonato luego de perder ante Gimnasia Indalo, puntero en la zona Sur. Así, el Milrayitas quedó en el segundo lugar. Por su parte, el Tachero se encuentra cuarto en la tabla y festejó sólo una vez de los últimos cuatro encuentros. Un match con mucha historia y condimento se disputó en el Polideportivo Islas Malvinas. En el partido anterior entre ambos equipos, los marplatenses se llevaron el triunfo por 100 a 90 en el Templo del Rock

En una noche que prometía ser una de las mejores de la temporada, Peñarol arrancó a fondo y, mediante los lanzamientos externos de Todd Brown, Nico Brussino y Leo Gutiérrez, sacó una increíble ventaja de 13 a 2 ni bien iniciado el cotejo. Además de estar muy efectivo en ofensiva, los de Hernández aplicaron una defensa que no dejó mover al rival. Tifón Poch, entrenador de Obras, trató de solucionar las cosas pidiendo minuto pero el Milrayitas no aflojó y siguió con la misma intensidad.

El dueño de casa se fue al descanso con una diferencia abismal de 22 puntos (52-30). Obras no reaccionó en ningún momento y el juego pasó solamente por el pivote Marcos Delía (14 pts). Sin embargo, la visita no soportó tanta diferencia en el tablero y con orgullo propio empezó a lastimar la defensa de Peñarol con Bruno Fitipaldo (21 pts- 3/5 en triples) y Lorrenzo Wade (10 pts).

A pesar de la pequeña reacción de Obras, el resultado no logró modificarse. Tal es así que el local nunca tuvo el temor de perder el partido. Con Todd Brown en llamas, marcando 21 puntos y un impresionante porcentaje en triples (6/7), más la destacada labor de Fabián Sahdi (14 pts) y la inteligencia de Nicolás Brussino (17 pts), terminó de sentenciar el match con una apabullante victoria por 113 a 83.

El Polideportivo de Mar del Plata vivió y disfrutó una gran demostración de básquet. Sergio Hernández y sus dirigidos fueron los protagonistas de un show muy digno de ver. Nuevamente un importante triunfo ante Obras. Otra vez, el show del Milrayitas.