Llegó la 34 en casa

Los Spurs vencieron 118-110 a Portland, en el AT&T Center, con un doble-doble de Tony Parker de 18 puntos y 16 asistencias, en solo 27 minutos en cancha, y logró el mejor arranque como local de la historia de la NBA, superando a Orlando, con el 33-0 obtenido en la temporada 1995/96. Ahora, San Antonio recibirá el sábado a Golden State, donde intentarán seguir en la lucha por el primer puesto del Oeste.

Llegó la 34 en casa
Parker con Popovich, disfrutando de un tercer cuarto de lujo para los Spurs. / Foto: Oregon Live.
San Antonio Spurs
118 110
Portland Trail Blazers

San Antonio Spurs (58-10) derrotaron 118-100 a Portland Trail Blazers (35-34), en el AT&T Center de Texas, con puntos muy altos, como el de Tony Parker que aportó un tremendo doble-doble, de 18 puntos y 16 asistencias, en 27 minutos en cancha, para que la franquicia texana sume su 34° victoria seguida como local en la temporada regular, para lograr el mejor arranque de la historia, superando a Orlando Magic y su 33-0, en la temporada 1995/96. Además quedó a una victoria de alcanzar el segundo mayor invicto de local, que lo tienen los Chicago Bulls de Michael Jordan, entre las temporadas 1994/96, aunque el récord lo tiene Golden State Warriors (61-6), en vigencia, que alcanzó su victoria 50 seguida como local, y lleva 32-0 como local, y encima el sábado se enfrentan, en el AT&T, para ver si los Spurs seguirán con chances de alcanzar a los Warriors, en el primer puesto del Oeste.

En los Spurs, sumado al doble-doble del base francés, Kawhi Leonard anotó 22 puntos (8/11 de campo), donde encestó los cuatro intentos de triples, además de dos rebotes y tres tapones, al igual que LaMarcus Aldridge con otros 22 tantos (9/14 de campo) y seis rebotes. Tim Duncan también llegó al doble dígito de puntos, con 11 unidades (5/6 en intentos) y siete rebotes. Patty Mills fue clave entrando desde el banco, con tres triples sobre el final para evitar una remontada de la visita, que sumó 17 puntos; Emanuel Ginóbili en 18 minutos en cancha, solo encestó dos tiros libres, luego falló los cuatros intentos, pero aportó tres asistencias, dos rebotes y un robo. Debe seguir en este nivel para lograr una victoria ante los últimos campeones, este sábado desde las 21:30 hs (Arg).

Portland dio pelea en la primera mitad, donde se llevó el primer cuarto 28-23, con Damian Lillard como estandarte. A partir del segundo cuarto, la historia cambiaría: empezaría el recital de Parker, ayudado por Leonard y Aldridge, que llevó a que los Spurs ganarán el segundo parcial 33-26, para irse al descanso 56-54 a favor. La segunda parte empezó como terminó la primera, teniendo a los de Gregg Popovich como dominadores absolutos y sacando una ventaja de 15 puntos en el tercer cuarto (39-24), para llegar al último período con parcial de 95-78, para que los titulares de los Spurs descansen, de cara al partido ante los Warriors, y la segunda línea entre en acción, para aguantar la ventaja, aunque los Blazers se acercaron bastante, pero era mucha la diferencia y pese que ganaron por nueve el último cuarto, el resultado final fue para los locales, 118-110.

Por parte de los Trail Blazers, CJ McCollum fue el máximo anotador, con 26 tantos (10/20 intentos), siete rebotes y dos asistencias, seguido por el base Lillard aportó 23 puntos (7/19), bajando la tremenda efectividad que venía mostrando, seis asistencias y tres rebotes. El pivot Mason Plumlee encestó 12 tantos (3/8 de campo y 6/9 en libres), ocho rebotes y cinco asistencias, igual que el suplente Chris Kaman que sumó otros 12 y cinco rebotes. Portland sigue sexto en el Oeste, medio punto arriba de Houston Rockets (34-34) y Dallas Mavericks (34-34), en la lucha por entrar a los play-off y, si es posible, evitar a los Warriors y a los Spurs en la primera eliminatoria. Esta noche, desde las 21:00 hs (Arg), la franquicia de Oregon buscará volver a la victoria, cuando visite a New Orleans Pelicans (25-42), en el Smoothie King Center.