Boca ganó pero sufrió en el final

Los conducidos por Adrián Capelli derrotaron con lo justo a La Unión de Formosa por 90 a 88. Cuando ya lo tenía cocinado, el Xeneize se durmió y casi lo pierde. ¡Uff!

Boca ganó pero sufrió en el final
Ramírez Barrios aportó 19 tantos y nueve rebotes (Imagen: La Liga Nacional)
Boca Juniors
90 88
La Unión

Boca Juniors, de una temporada muy irregular, logró vencer a Ferro Carril Oeste la jornada pasada y volvió a recuperar la confianza para enfrentar lo que viene. Con el envión que te da ganar un partido vital, al Xeneize le tocó el turno de recibir a La Unión de Formosa que llegaba muy entonado después de la victoria ante Gimnasia Indalo, quien venía de una racha de ocho partidos sin perder en el Socios Fundadores

Los dirigidos por Adrián Capelli sabían que se enfrentaban a uno de los equipos más difíciles de la Liga, ya que el conjunto de Guillermo Narvarte estaba obligado a triunfar para no perderle pisada a Olímpico La Banda.

El Xeneize salió con todo y fue contundente en un inicio arrollador para llevarse el primer cuarto por 28 a 14. Juan Manuel Rivero (17 pts), Ramírez Barrios (19 pts) y Jonatan Treise (19 pts) protagonizaron la ofensiva boquense. Para la visita, Eduardo Gamboa (19 pts) contribuyó en el ataque formoseño. 

Hasta ese momento el resultado era una sorpresa, nadie esperaba que Boca saque una distancia de 42 a 16. A pesar de que la U estuvo poco efectivo, a los de Capelli se les abrió el aro y cuando Boca está dulce en el perímetro se transforma en un rival duro de enfrentar. El Pitu Rivero, con 3/5 en triples, siguió acechando desde los tres puntos y Kevin Hernández se hizo fuerte en la pintura y goleador de la noche con 21 puntos.

47-26 marcaba el tablero y en el Luis Conde se asombraban por el buen juego del equipo boquense. Al conjunto de Narvarte no le quedó otra que ir a buscar el partido. La visita contó con una buena actuación de Shaun Green (11 pts-3/6 en triples), quien fue baluarte en ataque junto a Gamboa y Winsome Frazier (20 pts).

Ya no había muchas chances para que La Unión pueda revertir el match. Sólo una catástrofe en La Boca podía sacarle el triunfo al Xeneize. Y casi ocurre. Los formoseños achicaron distancia y de la mano de Facundo Piñero (18 pts) lograron un impensado parcial de 41-25 que hizo asustar al Auriazul. Sin embargo, con el corazón en la mano y sufriendo hasta el final, los comandados por Capelli lograron una victoria fundamental por 90-88 ante un rival complicado. Cuando la incertidumbre y las dudas predominaban en La Boca, dos festejos consecutivos le devolvieron la sonrisa a todos los Bosteros. Dicen que no hay dos sin tres y ahora buscará continuar la racha cuando enfrente a Quimsa en la Bombonerita. El objetivo del Playoffs sigue intacto.