En casa mando yo

Kawhi Leonard estuvo intratable en sus 24 minutos en cancha (hasta la lesión), donde igualó la mejor marca de puntos de su carrera: 32, y capturó 8 rebotes, para la victoria de los Spurs 112-88 ante Miami Heat. Además estiró el invicto en el AT&T Center a 36 partidos en la temporada, donde sigue estirando el récord de mejor arranque como local de la historia.

En casa mando yo
Kawhi Leonard, luego de anotar su punto número 24 sobre el final del segundo cuarto. / Foto:AP
San Antonio Spurs
112 88
Miami Heat

Kawhi Leonard tuvo su mejor primer tiempo, donde anotó 24 puntos, y alcanzó su marca personal con otras ocho unidades en la mitad del tercer cuarto (12/21 de campo), momento en que tuvo que ser reemplazado por un golpe en el cuádriceps, aunque no parece ser grave. El alero también capturó ocho rebotes, y fue clave en la victoria 60 de la temporada de la franquicia de Texas. San Antonio Spurs (60-11) sacó su chapa de imbatible en el AT&T Center, tras vencer 112-88 a Miami Heat (41-30) y alcanzaron a 36 victorias como local en esta temporada, marcando el mejor inicio en casa de una temporada regular.

Sumando los nueve partidos de la temporada anterior, los Spurs superaron a los Bulls de Michael Jordan, que tenían la segunda mejor marca de un equipo como local, solo los superan los Warriors, que tienen el récord en vigencia, con 51 triunfos en fila en el Oracle Center. Además, de ganar los cinco juegos que le quedan como local, se convertirían en la primera franquicia en ganar los 41 partidos en una fase regular, ya que los Celtics de Larry Bird lograron un récord de 40-1 en la temporada 1985/86. Ahora, como local le quedan: Memphis Grizzlies (41-31), New Orleans Pelicans (26-44), Toronto Raptors (48-22), Golden State Warriors (64-7) y Oklahoma City Thunder (49-22), para lograr el récord.

Para los locales, aparte de la gran actuación de Leonard, solo dos jugadores pudieron sumar doble dígito de puntos y ambos fueron reservas, Boban Marjanovic sumó 19 puntos (9/12 de campo) y cuatro rebotes en 13 minutos, y Kevin Martin aportó 12 tantos. El bahiense Emanuel Ginóbili estuvo 14 minutos en cancha, donde agregó 2 puntos (1/3 de campo) y dio cinco asistencias. LaMarcus Aldridge y Boris Diaw aportaron ocho puntos cada uno; Danny Green y Patrick Mills, nueve unidades cada uno; Tim Duncan cuatro puntos (1/2 de campo), nueve rebotes y cuatro asistencias, más otros cinco tantos de Tony Parker. Sin embargo, ningún jugador de los Spurs estuvo más de 25 minutos en cancha, debido al desgaste y a la gran ventaja obtenida.

Por otra parte, el Heat perdió la chance de quedar en el tercer puesto del Este en solitario. Quedó quinto, con la misma marca que Charlotte Hornets, y medio punto debajo de Atlanta Hawks (42-30) y Boston Celtics (42-30), que ambos tienen un partido más y de ganar el que debe Miami y Charlotte habrá un cuádruple empate en el tercer puesto con 10 partidos por jugar. En el partido de esta noche, Dywane Wade fue el mejor de la visita, sumando 16 puntos (8/13 de campo), cinco rebotes y tres asistencias. Lo mejor junto a Wade vino desde el banco, con un doble-doble de Hassan Whiteside, de 12 puntos y 14 rebotes, 17 puntos de Josh Richardson y otros 13 de Gerald Green.