Que pase el que sigue

Los Spurs volvieron a ganar en el AT&T Center, logrando una marca de 37-0, igualando la mejor marca de la historia, que la tenían los Bulls de Jordan, y quedaron a cuatro victorias de ser la única franquicia en tener récord perfecto como local en una temporada regular. Con 32 puntos y 12 rebotes de LaMarcus Aldridge, San Antonio venció 110-104 a Memphis, que siguen sin contar con tres de sus figuras.

Que pase el que sigue
Aldridge y Duncan disfrutando una nueva victoria de los Spurs. / Foto: NBA.
San Antonio Spurs
110 104
Memphis Grizzlies

San Antonio Spurs (61-11) volvió a mostrar la chapa de candidato. Esta vez, sin Kawhi Leonard por un golpe en el cuádriceps en el partido ante Portland, derrotó a Memphis Grizzlies (41-32) 110-104, con un tremendo doble-doble de LaMarcus Aldridge de 32 puntos y 12 rebotes, en el AT&T Center, donde sigue invicto en lo que va de la temporada, con un tremendo 37-0, que le sirvió para igualar a los Bulls de Su Majestad de la temporada 1995/96 que tenían el récord de mejor arranque de local en fase regular. Ahora, va en búsqueda de tener el récord en solitario y en ser la única franquicia en ganar los 41 partidos como local, ya que el que estuvo más cerca de lograrlo fueron los Celtics de Larry Bird, con un 40-1 en la 1985/86, y 39-2 a la siguiente temporada.

El pivot de los Spurs se hizo cargo del equipo, con 12/16 de campo y 8/9 en libres, además de dos robos y tres tapones. Tim Duncan tuvo una gran tarea tanto en ataque como en defensa, con 12 puntos (6/8 intentos), ocho rebotes y siete asistencias; Tony Parker agregó 14 puntos (5/11 de campo), cinco asistencias y tres rebotes. El bahiense Emanuel Ginóbili sigue con la mano caliente, y metiendo triples sobre el final del encuentro para liquidar el partido, con 13 puntos (5/7 intentos, 3/4 en triples) y cinco asistencias, en 24 minutos. En los texanos, además de Leonard, descansaron Patty Mills, Boris Diaw y Danny Green por la rotación de Gregg Popovich, que continuará en sus visitas a Oklahoma City Thunder (50-22) y a los Grizzlies, donde además del alero que no está al 100%, descansarán Ginóbili, Duncan, Aldridge y Parker.

San Antonio, sumando los nueve triunfos de la temporada pasada, acumula 46 victorias consecutivas como local, siendo la segunda mejor racha de la historia, solo detrás de Golden State Warriors (63-7) que hace 52 que no pierde en el Oracle Center, y es una marca que está activa y sigue estirando. Además, está a dos encuentros de igualar la mejor marca de la franquicia, a falta de 10 partidos, que fue aquel 63-19 de la temporada 2005/06. Por otra parte, los Grizzlies estuvieron cerca de una remontada que parecía muy difícil antes del partido, debido a las bajas de Zach Randolph, Marc Gasol y Mike Conley, todas por lesión, aunque el equipo con constantes cambios en el quinteto inicial, se ubica quinto en el Oeste, cuatro juegos arriba de los Blazers.

El máximo anotador de la visita fue JaMychal Green, con 20 puntos (10/18 de campo), además de tres asistencias, dos rebotes y dos tapones, en 25 minutos, seguido por Lance Stephenson, que arrancó en el banco, y agregó 17 unidades (8/15 de campo), tres asistencias y tres robos. El alero Matt Barnes añadió 14 puntos, seis rebotes y tres asistencias; el pivot Chris Andersen aportó 13 tantos más y siete rebotes. Memphis sumó su segunda derrota consecutiva, tras caer en su visita a los Lakers, y además lleva una marca de 3-7 en sus últimos 10 juegos. Ahora, ambos equipos se vuelven a enfrentar el lunes, desde las 21:00 hs (Arg), en el FedEx Forum de Tennessee, donde se hace muy fuerte y tiene la cuarta mejor marca del Oeste, detrás de los imbatibles Warrios y Spurs, y de los Thunder, con un 25-11. San Antonio, además, jugará esta noche ante Oklahoma, en el Chesapeake Energy Arena, en un interesante duelo de cara a los play-off.