Retomó la senda

Gimnasia Indalo volvió al camino de la victoria al derrotar a un duro Quilmes, que dio pelea hasta el final, por 87-79. Federico Aguerre fue el goleador con 23 puntos.

Retomó la senda
Foto: Pick And Roll
Gimnasia Indalo
87 79
Quilmes

Con dos tiempos totalmente distintos, Gimnasia de Comodoro nuevamente se quedó con un triunfo en condición de local al vencer por 87-79 a un Quilmes que viene en alza en estos últimos encuentros de la fase regular de la Liga Nacional.
Con el triunfo, Gimnasia se mantiene en la primera posición de la Conferencia Sur con 27 partidos ganados y 18 perdidos, teniendo un lugar asegurado en los playoffs. Por su parte, Quilmes, con 20 y 28, se encuentra antepenúltimo en el Sur y aún lucha por no ubicarse último al final de la temporada regular y evitar el partido por el descenso.

En el local, Federico Aguerre tuvo una gran noche al firmar 23 puntos, mientras que sus compañeros Nicolás De Los Santos y Leonardo Mainoldi se despacharon con 20 cada uno.
En tanto, Luca Vildoza volvió a lucirse con 24 tantos, y otros tres jugadores superaron la barrera del doble digito.
El próximo rival para los mendocinos será Boca en el Socios Fundadores, mientras que los marplatenses recibirán en casa a Regatas.

Comenzó mejor el local, sacando un parcial de 6-0. Sam Clancy y Aguerre establecieron una diferencia de 10 puntos (18-8), lo que doblegó a Quilmes que, con la entrada de Vildoza, acortó un poco la ventaja y finalizó el primer cuarto perdiendo por 15-23.

En el segundo, Quilmes poco a poco fue mejorando su nivel hasta igualar el encuentro en 30. Gimnasia, desconcertado totalmente, permitió que el rival tomara la delantera por primera vez en toda la noche. Con una seguidilla de puntos, con Matías Sandes a la cabeza, el local nuevamente paso al frente, pero un triple sobre la chicharra de Tayavek Gallizi le permitió a la visita irse al descanso con el marcador a su favor (38-41).

Tras el entretiempo, ambos equipos no se sacaron ventajas hasta los últimos minutos del penúltimo capítulo. Con una mínima ventaja de dos (58-56) a favor, los de Gonzalo García tomaron las riendas del partido y gracias a Mainoldi y Sandes, lograron una buena diferencia (65-56), de cara al cuarto final.

Sin bajar el ritmo, Gimnasia seguía certero en los tiros de campo, pero los de Leandro Ramella marcaron un parcial de 0-7 para soñar con la remontada. Pero, mediante De Los Santos, los vigentes subcampeones se hicieron fuertes en casa y se quedaron con una victoria que en la previa suponía ser accesible.