Otra victoria implacable

Los Clippers aplastaron a Boston, en el Staples Center, por 114-90, con un doble-doble de DeAndre Jordan (46) y otro de Chris Paul (35), para que los angelinos sigan firmes en el cuarto puesto del Oeste. Pablo Prigioni jugó 13 minutos y aportó tres puntos, cinco rebotesy tres asistencias. Por otra parte, los Celtics siguen bajando escalones en la pelea por el tercer lugar del Este.

Otra victoria implacable
Chris Paul ante Isaiah Thomas, en un excelente duelo entre los bases. / Foto: AP.
Los Ángeles Clippers
114 90
Boston Celtics

Para Los Angeles Clippers (46-27) haber sellado su pasaporte a la postemporada es una buena señal, debido a que en su siguiente partido destrozó a Boston Celtics (43-31) por 114-90, en el Staples Center, donde volvió a mostrar un gran nivel que luego del All-Star no había mostrado. Chris Paul tuvo un duelo aparte con el base de la visita, Isaiah Thomas, donde el base de los angelinos sacó una ventaja en lo colectivo, con un doble-doble de 13 puntos (5/14 de campo) y 14 asistencias, además de cuatro rebotes y tres robos, mientras que Thomas sumó 24 unidades (5/14 de campo y 12/13 en libres), dos rebotes y un tapón magnífico ante Paul, luego de que este le robara el balón.

La franquicia angelina firmó su tercera victoria consecutiva, todas como local, y dejó atrás esa racha negativa de tres derrotas fuera del Staples Center. En el partido de anoche, los Clippers no le dieron chances a los Celtics, que no estuvieron finos (35% de campo), ya que desde el primer cuarto sacó una gran ventaja y, luego al entretiempo se fueron 67-50, con un 64% en triples para los locales. Por otra parte, Boston perdió luego de encadenar cuatro victorias al hilo y cayó al quinto puesto del Este, donde quedó a 1,5 de Atlanta Hawks (45-30), que es el tercero, a 0,5 de Miami Heat (43-30), y 0,5 arriba de Charlotte Hornets (42-31), en una incesante lucha por el tercer puesto.

El pivot DeAndre Jordan volvió a ser clave y a lograr un doble-doble, el número 46 de la temporada, de 15 puntos (5/8 de campo y 5/7 en libres) y 13 rebotes, además de tres tapones y dos asistencias. Sin embargo, el máximo anotador de los Clippers vino desde el banco: Austin Rivers, hijo del coach de los angelinos, Doc Rivers, quien aportó 16 unidades (5/9 de campo), dos robos, dos rebotes y dos asistencias, en 29 minutos. Otro que viene con la mano caliente, y desde el banco, es Jamal Crawford, que nuevamente a fuerza de triples fue fundamental para que los Celtics no se acerquen en el marcador, ya que el alero sumó 15 puntos (5/12 de campo/ 4/10 en triples).

Otro que llegó al doble dígito de puntos fue Wesley Johnson, que añadió 11 unidades, uno más que Jeff Green, que agregó 10 más, para que cuatro de los reserva sumen 10 o más tantos. El cordobés Pablo Prigioni estuvo 13 minutos en cancha, donde encestó un triple, sobre dos intentos, capturó cinco rebotes y tres asistencias, aunque la noticia del día fue el base no jugará los Juegos Olímpicos de Río 2016. Para los Celtics, aparte de los 24 de Thomas, el escolta Avery Bradley sumó 13 puntos (5/11 de campo/ 3/4 en triples), igual que el suplente Marcus Smart que añadió otros 13, con 6/12 de campo, cinco rebotes y cuatro asistencias.