Los Clippers se adueñaron del clásico angelino

Los Angeles Clippers vencieron de manera apabullante a su clásico rival, Lakers por 81-103, y de esta manera se afirmaron en la senda del triunfo. Una realidad totalmente distinta a la que atraviesa Los Angeles Lakers: a una semana del retiro de una leyenda y sin playoffs.

Los Clippers se adueñaron del clásico angelino
Foto: @LosLakers
Los Angeles Lakers
81 103
Los Angeles Clippers

A sólo 8 días de que Kobe Bryant deje atrás el campo de juego, se llevó a cabo uno de los clásicos angelinos (el próximo se jugará en la noche del miércoles), el cual fue propio de los Clippers de principio a fin.

El arranque fue propio de Los Angeles Clippers, quienes penetraron fácilmente los espacios de una débil defensa del conjunto de Byron Scott, quien no dio indicación alguna en el cotejo. La visita se dejó avasallar por un rival que apostó a los tiros de larga distancia, y con mejor precisión se alejó en el marcador por más de 10 unidades.

Pero ya en el segundo cuarto los Lakers arrancaron enchufados, con la Mamba Negra en campo, e igualaron la intensidad del juego contrincante. Lograron achicar distancias pero no alcanzó.

Ambos equipos no se encontraron entre sí y se hundieron en jugadas erráticas, sin poder sumar para liderar. Con un tiempo aún por jugarse, se retiraron a los vestuarios con un marcador en 44-52 para los Clippers. Del lado de los púrpura y oro, quien más anotó fue Russell con 12 tantos, mientras que del lado rival fue Paul con un tanto más.

De vuelta en el campo de los Clippers, éstos dictaron la sentencia al alejarse por más de 20 unidades. Buen ataque, a pesar de lo errático que se encontraba Jordan, y un extremo defensivo de lo más aceptable. Blake Griffin venció todo obstáculo que ponían los de púrpura. Para dicho entonces, los Lakers de Los Angeles esperaban que esta tortura finalice de una vez. Una defensa nula prometió la derrota, nuevamente. Kelly buscó la cercanía con tiros desde la línea de tres. Pero la flaqueza defensiva lo hacía todo en vano. En el final del tercer cuarto (60-84) se encontraban estáticos, sin una idea de juego que saque adelante tal devastación.

El desarrollo del último cuarto fue más de lo mismo: un intento frustrado de arrebatarle el liderazgo a Los Angeles Clippers. Metta World Peace fue quien más intentó, y el que colocó al equipo sobre sus hombros al ser el máximo exponente con 17 tantos, mientras que Russell dejó en evidencia el mal momento personal que está viviendo, a raíz del vídeo de público conocimiento en el que involucra a su amigo y colega, Young. Son cosas de novatos, pero el abucheo por parte de los mismos fans de Lakers condicionó al joven en todo momento.

Paul colaboró con la conversión de 25 tantos, Green con 21 y el argentino Pablo Prigioni, quien ha sido partícipe por ocho minutos, sólo concretó 2 puntos. Kobe Bryant terminó su noche ovacionado por la totalidad del estadio, tras convertir 6 puntos en 22 minutos de juego.