Revivió el campeón

Luego de la inesperada derrota ante Minnesota, los Warriors mostraron que gozan de buena salud reafirmándose nada más y nada menos que ante San Antonio Spurs 112 a 101. El goleador de la noche fue, como no podía ser de otra manera, Stephen Curry con 27 puntos.

Revivió el campeón
Un Warrior, por encima de un Spur, como toda la noche. (Foto:Gettyimages)
San Antonio Spurs
101 112
Golden State Warriors

La derrota en el último partido ante Minnesota, no fue una más en la vida de los Warriors. Claro, los de Oakland, con esa caída, quedaron sin la posibilidad de superar el récord de los Bulls de Jordan y, únicamente, podrán empardarlo al cabo de la temporada. "No sentimos la presión de alcanzar el récord", había manifestado Stephen Curry desligándose de compromisos: quiere ser bicampeón con los suyos, aunque eso implique que el récord quede para los de Chicago.

Y justamente anoche, ante los San Antonio Spurs, Curry y Cía. prestaron lo que fue una suerte de venganza de lo sucedido el pasado 19 de marzo dónde, en el AT&T Center, la victoria había quedado para los locales.

Lo cierto es que el juego demostrado anoche, de uno y otro equipo, fue un calco, una fotocopia, una repetición o como se quiera definir lo que pasó en el primer encuentro de ambos en la temporada regular (victoria de Golden 120 a 90). Porque los Warriors fueron tan superiores a los otros, como los de Popovich tan inferiores a los restantes. Con su juego característico, los locales se impusieron a los texanos 112 a 101.

De parte de los Spurs, cabe decir que el juego fue paupérrimo en los momentos claves. De hecho, el mejor pasaje de San Antonio se dio cuando éstos presentaban una formación totalmente alternativa (luego de estar 21 abajo, lograron ponerse a 12 faltando 8 minutos) y, sin dudas, el partido estaba encaminado al éxito para los vestidos de blanco.

Emanuel Ginobili sumó 6 tantos, además de 2 asistencias y un rebote en más de 19 minutos en cancha. El goleador de los Spurs fue Kawhi Leonard con 23. 

Ahora, ambas franquicias volverán a verse la cara, por última vez, el próximo domingo en Texas. Será un partido escencial para San Antonio porque, de caer, estarían perdiendo el invicto como local, justo antes al comienzo de los Playoff.