Tras siete años, Detroit volvió a los Playoffs

Los Pistons vencieron 112-99 a los Wizards y lograron su primera clasificación a la postemporda desde el 2009. Con la caída, Washington se despidió de la chance de ingresar.

Tras siete años, Detroit volvió a los Playoffs
Foto: NBA

Después de los Boston Celtics (17), Chicago Bulls (6) y los Philadelphia 76ers (4), Detroit tiene en sus Pistons a uno de los equipos más ganadores que posee la Conferencia Este con 3 títulos de NBA -misma suma que Miami Heat-. Pero con este nuevo orden que presenta la NBA los de Auburn Hills habían quedado relegados hasta este viernes.

Después de siete años (2009), el equipo se hizo conocido por sus Bad Boys en la década de los 80’, volvió a Playoffs. Esta vez sin Isiah Thomas, Dennis Rodman o, ya más cercano en el tiempo, Chauncey Billups. Pero sí con una fuerza dominante en la pintura como Andre Drummond, un base efectivo como Reggie Jackson y un buen juego colectivo logrado con Stan Van Gundy como entrenador.

Tras una extensa fase regular, el elenco de Auburn Hills logró sacar su boleto a la postemporada al vencer como local a Washington Wizards por 112-99.

Motivado por el panorama, el dueño de casa tuvo un cuarto inicial arrollador al anotar 7 de sus 9 intentos en zona de triples, siendo Tobías Harris su máximo bombardero con 3 lanzamientos anotados. Aunque el jugador más destacado fue Reggie Jackson con 14 puntos y marcando el camino bombardero con 4 asistencias. Así el local se quedó con el parcial 39-25.

Sin embargo, la rotación llevó a la pérdida de efectividad en el juego de Van Gundy. El local siguió intentando de lejos con poca efectividad y más allá que llegó a sacar una distancia de 19, terminó padeciendo el exceso de confianza. Liderado por el trío Beal-Dudley-Sessions, Washington arremetió cerca del descanso para ir a los vestuarios abajo por siete (62-55).

En el tercer cuarto, mientras Marcus Morris soñaba con el festejo final, su hermano Markieff anunció que los Wizards no iban a perder su último tren a la postemporada tan fácilmente. El ex Phoenix tuvo una bestial participación en el período al cosechar 20 puntos y dejar a su elenco abajo por 2 (86-84) antes de iniciar la última docena de minutos.

Luego que Markieff Morris (29 puntos y 9 rebotes) igualó la contienda en la primera acción del cuarto final, las figuras de Aron Baynes y Reggie Jackson (39 puntos y 9 asistencias) emergieron para cumplir la meta. El ex San Antonio controló la pintura tanto con rebotes como imponiéndose en el poste, mientras que el base aprovechó la atracción del interno para encarar al aro. Gracias a un buen trabajo defensivo que llevó a una racha de 16-4, Detroit logró el triunfo 112-99 y la clasificación a Playoffs.

Con el triunfo, el dueño de casa inició las celebraciones ya que su récord de 43-37 a falta de dos juegos para cerrar la fase regular se volvió inalcanzable. Detroit volvió a los Playoffs y ahora habrá que ver si su rival es Cleveland como en el 2009 o el Toronto de Luis Scola.