New Orleans teñido de púrpura y oro

Los Angeles Lakers cayeron frente a los Pelicans en calidad de visitante, haciendo suya la derrota número 63. Sólo restan tres partidos para que el equipo de California despida, del campo de juego, a uno de los mejores jugadores de la historia.

New Orleans teñido de púrpura y oro
Foto: NBA
Los Angeles Lakers
102 110
New Orleans Pelicans

La Mamba Negra, a pesar de que su equipo cayó por 8 tantos, fue la protagonista de la noche de viernes. Smoothie King Center se puso de pie y ovacionó a la leyenda angelina en cada hazaña. Poco a poco New Orleans se teñía de púrpura y oro. No hay enemistades cuando se está frente a un verdadero deportista, frente a una esencia del básquetbol. Sin embargo, hacer de la casa de los Pelicans la de Lakers, llegó a inquietar a algún que otro jugador local.

Vídeo tributo a Kobe que se proyectó en las pantallas del estadio de New Orleans:

Una canasta de los Pelicans por dos seguido de un triple de Kobe Bryant dio inicio a un partido que, hasta el final, se trató de una ida y vuelta.

Los primeros dos cuartos caracterizaron a la primera mitad como pareja. No hubo diferencias abismales en el marcador, aunque Kobe se llevó toda la atención cuando en el primer cuarto anotó 14 puntos (4/15), no pudiendo convertir ninguno más en sus 22 minutos de juego, en toda la noche.

Con bajas claves (Davis, Anderson, Cole, Gee, Holiday) los Pelicans se fueron afirmando cada vez más en su territorio; a los que buenos pasajes de Russell y Clarkson respondieron que no está muerto quien pelea. Ryan Kelly, por su parte, se encontró con uno de sus cotejos más débiles, al lograr infiltrarse en la defensa pero no concretar. Sólo dos puntos en 21 minutos de juego, seguido por los 8 minutos de Larry Nance Jr., que reforzó un endeble extremo defensivo.

Dante Cunningham y Luke Babbitt con 19 tantos y 15, de manera respectiva, colaboraron tanto en el ataque como la salvaguardia, teniendo posesión de balón y eficacia.

El francés Alexis Ajinca fue el máximo anotador de los locales con 28 puntos y 15 rebotes, seguido por Toney Douglas con 20. Del lado angelino D’Angelo Russell fue el máximo exponente de la noche con 32 unidades, dejando de a poco en el recuerdo el mal momento desde que se hizo viral el vídeo con su colega Young. Jordan Clarckson anotó 26.

Los Lakers visitan Houston Rockets y a Oklahoma City antes del último juego de Kobe Bryant en el Staples Center, éste miércoles frente al Jazz de Utah.