Weber es equilibrio

El equipo de Sebastián Ginóbili hizo un gran y efectivo juego ofensivo para vencer en Corrientes a Regatas 93-79. Lucio Redivo fue la figura de la noche con 17 puntos.

Weber es equilibrio
Foto: La Liga Contenidos

Weber Bahía Basket (27-24) aprovechó el mal momento de Regatas Corrientes (22-29) para vencer 93-79 fuera de casa y afianzarse en el quinto puesto de la Conferencia Sur. En tanto el Fantasma quedó octavo en el Norte y empieza a complicarse pensando en la permanencia.

El triunfo de la visita se fundamentó en la fina mezcla entre el juego de penetración para explotar la pintura y la capacidad triplera. El elenco de Bahía Blanca cortó constantemente al aro para tener tiros cercanos y sacar faltas. Cuando no tuvo buenos ángulos para bandejas porque el rival se cerró en la pintura, el equipo de Sebastián Ginóbili buscó el lanzamiento externo, el cual fue certero.

Weber tuvo un 58% de efectividad desde lejos al anotar 10 de sus 18 intentos. Lucio Redivo fue el máximo bombardero con tres lanzamientos anotados los cuales fueron 9 de sus 17 puntos para ser el máximo anotador de la noche en su equipo.

Regatas aguantó hasta donde pudo gracias a un juego liderado por la penetración de Paolo Quinteros. Si bien el alero estuvo peleado con el aro (6/15 de campo), supo forzar faltas para sumar desde la línea. Con esta explosión en la zona pintada, el ex jugador de la Selección sumó 19 puntos en la noche. Quien también trabajó bien el tema de sacar faltas fue el suplente Enrique Martínez quien sumó 9 de sus 11 puntos en la noche (en 15 minutos) desde la zona de penalización.

El gran desnivel del juego llegó en el último cuarto. Weber llegó al mismo con una ventaja de dos tantos (66-64). Los primeros cinco minutos mostraron un juego de imprecisiones a la hora de lanzar al aro, donde la visita logró sacar una ventaja de siete pero que Regatas remontó y luego se puso a una desventaja mínima (72-73) con una bomba de Scala que llevó a Ginóbili a pedir tiempo.

Pero desde entonces el marcaje de la visita fue letal para un local que nunca pudo entrar en ritmo anotador en la noche. Luego de sacar una ventaja de cinco (82-77),  Bahía no pudo anotar en los últimos 2:30 un lanzamiento de campo. Solo una falta forzada por Martínez que derivó en dos puntos fue lo que sumó el Fantasma. Esto permitió que la visita juegue más suelta los minutos finales, sea efectiva y se imponga 93-79.