Persevera y triunfarás

El cervecero se reivindicó luego de la caída en el clásico y supero a San Martin de Corrientes en Once Unidos por 112 a 109.El base Luca Vildoza fue la figura anotando 33 puntos y repartiendo 9 asistencias. En la visita se destacó Jeremiah Wood con 31 tantos, 7 rebotes y 5 asistencias

Persevera y triunfarás
Luca Vildoza frente a la marca de Jeremiah Wood. Foto: Diario Jornada

Tras una  dolorosa derrota ante Peñarol el pasado viernes, Quilmes recuperó su imagen y oxigenó sus necesidades. Clima difícil en la antesala, la victoria del día anterior de Argentinos de Junín le agregaban una pisca más de presión para enfrentar al conjunto “rojinegro “.

Entre dudas y nerviosismo la visita comenzó manejando el juego con cinco puntos de movida de Larry O´Bannon con un triple y un doble. Al tricolor le costó varios minutos meterse en partido, distraído en la ofensiva, con pérdidas debido a la poca movilidad y la apresurada decisión de tiros cuya ubicación no era la más adecuada. Con dobles de Tayavek Gallizi y los triples de Ivory Clark y Luca Vildoza ponían en carrera al local.

En la pintura comenzaba a divertirse el extranjero  Jeremiah Wood  la carta de gol del equipo correntino y el peor enemigo de los internos cerveceros. Fue ampliamente dañado en esa zona de la cancha recibiendo 62 de los 109 puntos que le convirtieron. Un dolor de cabeza para Leandro Ramella que alterno con todas las variantes, Diego Romero, Maximiliano Maciel y sobre el final con Fernando Calvi.

Ninguno le ofreció un balance positivo debajo del poste y fue la poderosa ofensiva la que le dio soluciones. Entre el base, Luca Vildoza y el escolta, Walter Baxley anotaron la mitad de los puntos del equipo. El primero fue la figura con 33 conversiones y nueve asistencias, a una entrega  del doble/doble. Por su parte, el foráneo contribuyo con 32 tantos, algo habitual en él teniendo en cuenta que es el máximo goleador de la liga con un promedio de 23 anotaciones por presentación. De todas formas, San Martin cerró mejor la primera instancia y se fue con ventaja de tres. (26-23)

El segundo cuarto estuvo dividido en dos: La máxima diferencia del partido y la evolución ofensiva del local. Aunque creyeran que una fue significado de la otra no fue así. San Martin siguió dominando el correr de los minutos iniciales y continuó lastimando debajo del tablero al conjunto marplatense. Un equipo que casi no busco el lanzamiento exterior tan solo  cinco hallazgos de trece ejecuciones, apenas quince puntos. El  técnico Sebastián Gonzalez encontró en el banco un gran aporte para su equipo. Mariano Fierro y Matías Lescano aportaron 32 puntos, 18 el primero y 14 el segundo. De esta manera el santo correntino estiro la diferencia a diez unidades, la máxima del cotejo. Escasos segundos después  obligaron al cuerpo técnico de Quilmes a pedir un tiempo muerto para reorganizar las cosas. Quiebre importante en el partido que le devolvió  las ganas y la atención para dar vuelta el panorama. A partir de ese momento el combinado de luro y guido creció ofensivamente recortando casi de inmediato. Circulación de balón, grandes individualidades y buenas ejecuciones dieron como resultado que el local pase a liderar el marcador. Quizá la clave para la victoria fue esa, rápida remontada, que de tardar un poco más hubieran ocasionado una caída más grande que la del titanic. El barco siguió en buenas aguas y pese a la insistencia del rival, el tricolor se quedó con el primer chico.(49-46)

La segunda mitad mostro la paridad entre ambos y sobre otras la gran irregularidad defensiva en los dos lados de la cancha. Por eso el score tan abultado. Los correntinos son el segundo equipo más goleado en la liga con un promedio de 83.7 unidades por juego, en tanto Quilmes no se encuentra tan alejado con 81,7 sextos en la lista. Esto género que el suceso del anteúltimo periodo sea un palo a palo, atractivo para el espectador, mucha incertidumbre para la afición local. De un lado Jeremiah Wood por el otro Luca Vildoza no paraban de sumar y mantener a su equipo con chances para los últimos diez. Cuatro la distancia. (74-70)

Corrían los minutos y los de Mar del Plata seguían con ventaja, no lograban separarse y sabían que cualquier remontada rival podían traer los malos recuerdos del clásico que aún estaban frescos y generarían en la conducta mucha debilidad. Esta vez no hubo fantasmas y el cierre del juego lo encontró con ventaja de dos posesiones de manera que el rojinegro no tuvo opción de cortan con repetidos fouls para detener el reloj. Si bien uno de sus puntos en contra son los lanzamientos libres, Quilmes anotó, selló la diferencia y se quitó  la espina que lo tenía cabizbajo. Suspira y piensa en los siguientes pasos que se le vienen. Gira por Entre Ríos y Santa Fe: Estudiantes, Sionista y Libertad. Los indios toman aire y respiran.

Datos del Partido

Quilmes: Cequeira 7, Vildoza 33, Baxley 32, Clark 3, Gallizi 9, Maciel 19, Romero 7, Spalla 2

San Martin: Ciorciari 10,O´Nannon 13, Gerlero 5, Wood 31, Harrison 18, Fierro 18, Lescano 14     

Árbitros: Fabricio Vito y Javier Mendoza

Estadio: Once Unidos