Adiós a una temporada mágica poco valorada

Sin Manu, San Antonio, opacado por los Warriors, culminó una temporada de ensueño llegando a los 67 partidos ganados, con un equipo alternativo, ante los Mavericks, en Dallas, derrotándolo 96 a 91. El sábado, playoffs.

Adiós a una temporada mágica poco valorada
Foto: GettyImages
Dallas Mavericks
91 96
San Antonio Spurs

San Antonio cerró la temporada regular con una marca aterradora, para los adversarios claro, y soñada por todas y cada una de las franquicias. Claro que, con el morbo y la ebullición constante, hace más de una temporada, de los Golden State Warriors, pocos se atreven a recalcar el gran año que acaban de cerrar los Spurs en casa de los Mavericks. Porque los texanos culminaron con récord (67-15) que estuvo a 3 juegos de los inalcanzables 70, superados por Stephen Curry y Cía en esta temporada, y los Bulls previamente.

Por eso, la victoria ante Dallas anoche, en otra edición más del clásico del Oeste (puede repetirse en los Playoff) terminó siendo una más para los dirigidos por Gregg Popovich. San Antonio fue superior en el juego, pero los locales lograron estar por encima en el marcador hasta faltando 8 minutos de la última decena. De hecho, pudo empardar el juego faltando treinta segundos, pero allí prevaleció la poca efectividad y, el triunfo, terminó yéndose unos pocos kilómetros 96 a 91.

Cabe destacar que los Spurs jugaron con un equipo totalmente alternativo (no estuvieron Ginobili, Parker, Duncan, Aldridge ni Leonard). Por esa razón, se destaca la presencia en muchos minutos de Anderson y Miller (30 minutos), Marjanovic (37), Miller (28). De hecho, el único denominado titular fue Green, y eso que el escolta aportó 12 puntos en 26 minutos.

El goleador de la noche fueron el Serbio Marjanovic (22 puntos, 3 robos, 2 tapones y una asistencia) y, para los locales, Felton (también con 22, sumado a 2 pases gol y un robo).

De esta forma, San Antonio culminó segundo en el Este y en toda la NBA que, con toda la flota de jugadores, darán pelea en los playoff que comenzarán el próximo sábado y que tendrán, como ya se sabe, a los Warriors como principales candidatos al anillo.