Houston destruyó a Sacramento y fue octavo

Los Rockets acabaron con los Kings ante su gente 116-81 para asegurar la última posición clasificatoria a Playoffs en el oeste. Su rival de la primera ronda será nada más y nada menos que Golden State.

Houston destruyó a Sacramento y fue octavo
Foto: NBA

En medio de una noche histórica por el récord de Golden State y el retiro del eterno Kobe Bryant, este miércoles también estuvo en juego la última plaza clasificatoria a los Playoffs 2016 de la NBA en el oeste. Houston tenía la chance de asegurar la plaza antes que el jugador de los Lakers diga adiós ante el otro contendiente, Utah.

Lo que nadie esperaba es que los Rockets arrasen ante Sacramento para lograr el boleto a la postemporada que inicia el próximo sábado. El equipo que dirige Bickerstaff salió enchufado al Toyota Center para demostrar que la franquicia texana merecía estar en Playoffs y se impuso ante los Kings con un brutal 116-81.

La visita fue a disputar su cierre con suplentes, dándole así la ventaja a un local que fue liderado por James Harden. La Barba tuvo una producción bárbara al cosechar 5 triples que valieron 15 de sus 38 unidades en la noche. En tanto Dwight Howard dio su mano al explotar la pintura con 14 puntos pero también quedarse con 10 rebotes.

El juego realmente nunca estuvo en duda. Houston arrancó un destructor 34-18 y nunca cayó en el partido, lo que hizo la historia poco interesante. El único elenco californiano que no estará en Playoffs no contó con Rondo, Cousins, Gay, Collison, Caspi o Butler, pero si lo hizo con un prometedor Ben McLemore, que lideró la anotación visitante con 24 puntos. Kosta Koufos añadió 12 tantos y 11 pelotas en los tableros para cerrar la 2015-2016 con un doble-doble.

Tras esta presentación, Houston (41-41) ya tiene asegurado su cruce. Como octavo en el oeste, se medirá ante los temibles Golden State Warriors iniciando la serie con dos juegos en el durísimo Oracle Arena.  Todo parece indicar que ese será el punto final de la postemporada para el equipo texano. ¿Sorprenderá?