Un respiro para el Xeneize

En la noche húmeda de Buenos Aires, Boca Juniors derrotó en un partido clave a Lanús por 91 a 81. La obligación era triunfar y los Bosteros cumplieron el objetivo. El Granate cada vez más comprometido con el descenso.

Un respiro para el Xeneize
El ex Milrayitas fue la figura boquense (Imagen: La Liga Contenidos)
Boca Juniors
91 81
Lanús
Boca Juniors: Destacados: .Fabián Ramírez Barrios (22 pts) .Adrián Boccia (19 pts) .Nicolás Ferreyra (10 pts) .Kevin Hernández (9 pts-8 reb)
Lanús: .Rodney Green (27 pts) .Samuel Hoskin (18 pts-9 reb) .Daniel Stewart (16 pts) .Pablo Bertone (15 pts)
MARCADOR: 21-29, 21-11, 29-30 y 20-11.
ÁRBITRO: Fabricio Vito y Oscar Brítez.

"El tiempo se agota, ya no quedan muchas oportunidades. Hay que ganar todos los partidos y esperar otros resultados". Este pensamiento está en la mente de todos los hinchas de Boca que sufren cada vez que el Xeneize pierde y deja pasar las chances. Los comandados por Adrián Capelli se alejaron de la zona de playoffs y quedaron en las últimas posiciones de la Conferencia Sur. 

El partido estuvo en duda por el mal clima y la humedad que había en la cancha. Sin embargo, los árbitros decidieron que la naranja entre en juego. Con cuatro derrotas consecutivas el elenco auriazul estaba obligado a ganar ante Lanús, en el Luis Conde.

El Granate está muy expuesto con el descenso y para poder respirar un poco tenía que vencer a un rival directo como Boca Juniors. En los primeros minutos la visita fue más inteligente y, aprovechando los errores defensivos del local, se llevó el cuarto con un parcial de 29-21. Pero cuando todo iba de mal en peor, el Xeneize reaccionó y apostó a la experiencia ofensiva de Adrián Boccia (19 pts) y Fabián Ramírez Barrios (22 pts). Es por eso que el resultado pasó a ser a favor de Boca por 41-40.

Luego del descanso largo, los conducidos por Capelli mostraron su mejor básquet: con una muestra de caracter y el aliento de una Bombonerita repleta, el dueño de casa sacó una diferencia de diez puntos. Los dirigidos por Fabio Demti estaban sorprendidos por la avalancha boquense. Pero la reacción llegó de la mano del imparable Rodney Green, máximo anotador con 27 puntos, y Samuel Hoskin (18 pts). El resultado marcaba 72-70, a favor del equipo auriazul, y toda La Boca era un manojo de nervios.

El epílogo se transformó en incógnita, los minutos culminaban y ambos necesitaban ganar. Lanús siguió atacando pero se encontró con una defensa consolidada. El capitán Boccia tomó la responsabilidad y se hizo cargo de cada jugada xeneize. Un poco de Nicolás Ferreyra (10 pts) y la garra de Barrios terminó de sentenciar un triunfo vital para Boca Juniors por 91 a 81. Esta victoria quebró una racha de cuatro partidos sin ganar y le da ánimo al equipo para afrontar los próximos encuentros. Un respiro para el Xeneize.